¡¡¡…Y yo con estas barbas!!!

Relatos sobre mis experiencias y expectativas como padre novato


19 comentarios

Gritest Jits #4

Los Grandes Momentos de la incipiente vida de mi Lechona.

Hace mes y medio largo que no voy dejando por aquí tus pequeños grandes logros cotidianos, mi amor… -“¡¡Se me pasa… se me pasa!!”- Así que para remediarlo con presteza y ya de paso con la excusa de inaugurar oficialmente las vacaciones veraniegas (¡¡¡nuestras primeras vacaciones, cariñoooo…!!!), me toca ponerme a la tarea de ponerle fecha y registro a algunos de tus momentazos.

¡¡Vamos p’allá…!!:

# Tal día que un sábado 23 de junio del año 2014 de la era cristiana, y 12.346 años después del hundimiento oceánico de la ignota y bella civilización de Atlantis, más o menos a eso de las y pico de la tarde, (en cualquier caso, después de la siesta…), pudiste disfrutar del primer baño piscinero de tu hasta ahora, corta e intensa vida. Eres muy afortunada, Lechona mía… ¡La fecha exacta del día en que tu santo padre se remojó el trasero por primera vez en un charco clorado, quedó perdida para siempre en los anales vacíos del espaciotiempo! Y sin embargo, tú sí que podrás tener el inmenso privilegio que supone conocer ese dato tan vital en tu vida… ¡¡porque aquí quedará registrado, por los siglos de los siglos!!

# Días después… un 27 de junio… te GRADUASTE EN TU PRIMER CURSO DE LA ESCUELA INFANTIL. ¡¡Con honores, y con un papel lleno de caritas sonrientes y besitos que lo prueba!! -“…Snifff… …Snifff…”- Y aquí el Menda, tu sufrido progenitor, perdiéndose el sarao porque es un tío responsable y alguien en su día inventó algo llamado “trabajo – remunerado – para – poder – sobrevivir – , – con – asistencia – obligatoria”.

# ¡¡En estos días finales de junio, aprendiste a bajarte tú solita del sofá, y de la cama de tus papis!! ¡¡¡Bien hecho, campeona!!! ¡¡¡Eres una crack!!! ¡Las enseñanzas de mamá para que no te rompas la crisma han funcionado de perlas! Y además, ya te mantienes bien de pie tú solita, ¡sin agarrarte a nada! Bailoteas un poco… las piernas te flanean cosa mala… ¡pero ya lo vas haciendo dabuti!

# ¿Qué estabas haciendo la noche del 8 de julio, mientras acontecía un hito dorado, culmen y sin parangón, que pasará por derecho propio a formar parte de los más épicos logros en la historia del deporte mundial de todos los tiempos? Pues si no recuerdo mal, creo que estabas entrando en proceso febril importante, mientras el gañán de tu padre se quedaba miope y sin habla ante el espectáculo de cómo la selección alemana le endiñaba un 1 a 7 a la selección de Brasil, en los mundiales de fútbol… ¡¡de Brasil!! ¡¡Unglaublich, meine Liebe!!

Menos mal, que luego pudo arreglarse, más o menos… ¡No me lo tengas en cuenta, cariño… que a esas horas de la noche, todavía estabas bien!

# Y al día siguiente… ¿qué me encuentro al llegar a casa? o_O El que puedo considerar como tu primer estropicio gordo… (si exceptuamos aquel episodio de cacas proyectadas a manguerazos, que nos dejó perdíos el armario y la pared, cuando tenías un mes, claro está…) ¡¡¡Me has roto la sobrecubierta de mi libro de El Hobbit -edición del Círculo de Lectores, de 1982-!!! ¡¡¡Me la has rajado de arriba a abajo!!! ¡¡¡Te parecerá bonito…!!! ¡¡¡Se lo mangué a tu tío el mayor hace muchos años!!! ¡¡¡Ayssssssss…!!!

¿¿¿¿¿¿¿¿¿Pooooorrrrrrr quééééééééééééééééééééééé….?????????? -Snifff…-

La sobrecubierta de mi Hobbit, hecha trizas.

# Y como anécdota final… me reservo la güena, güena… ¡¡¡En la tercera semana de julio, HAS DADO TUS PRIMEROS PASITOS SOLA!!! ¡¡¡Y tu madre te ha pillau in fraganti… así que hay documento audivisual que lo demuestra!!! No ha sido una maratón, claro está… apenas dos  o tres minipasos, soltándote de las patas de la trona para ir a parar a las patas de la silla… ¡¡¡pero ya es algo!!!

Hija… Cariño… Mi vida… ¿Cómo te lo digo, yo… esto… sin que suene demasiado raruno…? Papi está muy orgulloso, y tal… pero… ¿qué necesidad hay de que vayas tan rápida, tú… con tus cositas, mi amor? ¡¡Si ya tendrás tiempo, mujer…!! ¡¡Si gatear es estupendo!!

 Aysssssssss…

PD: por cierto… como diría mi querida compi Fina… ¡Estás la mar de monééééérrima y adoreibol en peletes por la vida, solamente con el pañal a cuestas, amore! -“Ahhhhhhhhh… el veranito…”-

PD2: y para el resto del universo… nota de autobombo de un papá bloguero -aquí, el Menda-, tremendamente agradecido a sus lectores, que quiere anunciar que… ¡¡¡¡además estamos de enhorabuena por aquí! ¡La semana pasada he llegado a la flipante, increíble, impensable, mareante y fantabulosa barrera de los… 50 SEGUIDORES DEL BLOG!!!!

¡¡¡OEEEEEHHHHH OEEEHHHHHHH OEEEEEEEEEEHHHHH…!!!

Y todo ello, en una docena y pico de post, y sin refuerzo de red social alguna… ¡¡El blog, a pelo!! ¡¡¡Todavía no me lo creoooooooooooo… eeeooooo… eeoooooo…!!! ¡¡QUÉ FUERTE, TÚ…!! ¡No está mal para un novatillo cateto del 2.0!

¡¡¡Sois una gente maravillosa!!!

😀 😀 😀 😀

Y ahora… ¡a por las vacacioneeeeeeeessss…!

 

Anuncios


9 comentarios

Un flashazo…

Para retener detalles como este… Para evitar que “todos estos momentos se pierdan en el tiempo… como lágrimas en la lluvia…”, es para lo que creé y concebí este modesto diario personal.

Ayer, al terminar de merendar, en la cocina… cogida entre mis brazos, limpiándote las manos y sacudiéndote el pantalón ya medio gris por el polvo y las pelusillas de haber estado gateando por todo el salón y la cocina… alzas tus bracitos y veo que estás intentando atrapar y tocar con tus dedos esas mismas motas de polvo que por el aire se desperdigan pizpiretas a su libre albedrío, flotando y resplandeciendo brillantes como polvo de hadas… Luciérnagas minúsculas delante de nuestros ojos, atravesando una rendija de sol que se cuela inocente por la ventana, en contraste con el oscuro suelo…

Un flashazo. Un momento. Un suspiro… ¿Por qué no te dejé disfrutar más de ese espectáculo…? No sabes qué son, y estás fascinada… O simplemente es fruto de tu maravillosa curiosidad. Ya no importa… Cuando me llegó la lucidez, ya era tarde.

Cuando crezcas no te acordarás… y a lo mejor yo tampoco, si no lo escribo.

Te adoro, mi niña… ¿lo sabías?

–…Suspiro…–

Capturando destellos de polvo.


4 comentarios

En guerra… contra las Pelusas

Pelusas.

Todos y todas las conocéis. Son como el vecino molesto de al lado: un coñazo, pero como llevas conviviendo con él toda la vida, ya te has acostumbrado a que esté por ahí rondando.

Nuestra Morada, es un lugar donde han encontrado refugio, acomodo y esparcimiento. ¡Ja… Qué gran error cuando pensé que al mudarnos a un piso tan alto, encontraría menos que en nuestra morada anterior! ¡Iluso de mí! ¡¡Es una cosa inaudita!!

Las Pelusas de nuestra Morada, provienen de las entrañas de la tierra… sin duda, de un lugar maravilloso excavado en la roca, en la periferia pobre y gris de la ciudad de esas criaturas tan entrañables que se hacen llamar a sí mismos… los Fraggle. Las pelusas son criaturas sensibles, metódicas y completamente simples, cuya única existencia, estoy más que seguro, se fundamenta a su vez, en la consecución de un único y escalofriante fin: su afán por colonizar y dominar el mundo, como previo paso al de extender su vil raza por todo el universo.

Y que nadie, especialmente algún pseudocientífico listillo, os diga lo contrario.

Se cuelan en nuestras casas por los rincones más insospechados: esa rendija minúscula del rodapié… esa grietecilla en la pared… ese quicio de la puerta que no cierra bien… esa ventana mal cerrada. Merodean por todas partes… por todos los rincones. Son como la hidra mitológica de Hércules, a la que cortabas una cabeza y dos más ocupaban su lugar… Son imposibles de erradicar.

Sinceramente, creo que se reproducen por mitosis, o mediante generación espontánea, como los elfos, y solamente podemos tratar de mantenerlas a raya… pero toda resistencia es inútil, porque cuentan con aliados naturales; están conchabados y compinchados con el sr. Pereza, la srta. Vagancia o el Monstruo de Debajo de la Cama.

Se desplazan por los rincones con la ayuda de la brisa, por las zarpas de nuestras mascotas y ocasionalmente por medio de los ombligos guarruzos de ciertos individuos de características un tanto simiescas y velludas.

Tienen el increíble superpoder de acoplarse unas a otras para formar entidades mayores, como si de un Transformer se tratara… En casa, algunas han tomado proporciones tales dependiendo de las circunstancias, que a veces hemos optado por adoptarlas temporalmente como nuevas mascotas, haciendo que compartan el comedero con el Negro del Rabo Largo, e incluso en ocasiones hemos llegado a pensar en ampliar la placa con los nombres del buzón de correos. Y cuando no estamos, se comunican entre ellas en su propia lengua, oscura y arcana, con signos y señales subrepticias y a hurtadillas, como si fueran los juguetes de Toy Story. Y planean… Y conspiran… ¡¡Es que estoy seguro, vamos…!!

No hay lugar adonde huir, donde esconderse, ni aspiradora que pueda definitivamente con ellas. ¡¡No te despistes!! Son rápidas y taimadas… Y si como en nuestro caso, tu lechón o lechona acaba de entrar en plena fase de gateo y no quieres que se conviertan en su nuevo aperitivo involuntario… ¡¡¡deberás enfrentarte seriamente a ellas!!! ¡¡Hay que combatirlas allá donde se encuentren!!

No nos queda otra, ¿verdad…?

(PD: estooooo… ¿Alguna estrategia milagrosa -más allá de la obvia-, para mantener el suelo medianamente limpio? Y… ¿alguien sabe por ahí si las pelusas tienen proteínas, o algo…? Es un por si acaso, vaya…)

Viñeta pelusil. Viñeta pelusil.


5 comentarios

Nueva sección… ¡¡Los GRANDES MOMENTOS!!

Gritest Jits logo.

Pues nada… ¡¡que ya estamos de vuelta de la primera SEMANA SANTA familiar!! ¡Olé! (Aunque estas primeras vacaciones de Pascua serán recordadas únicamente por eso, básicamente… por ser las primeras; porque por lo demás…) Mejor corramos un tupido velo, y mejor me miro esto de la salud, que en estos últimos años, parece que la Semanita esta… la tenemos un poco reñida, me temo. Andamos así como a la gresca, diría yo, más bien…

Después de una hermosa colección de …itis a la espalda estos días, digna de la mismísima baronesa Thyssen, vuelvo con renovados bríos para actualizar cositas que se van quedando en el tintero… Y es que la actualidad no corre, no… ¡¡¡vueeeeeeeela…!!! ¡Esta niña no paaaaaaraaaa…!

Quincena de tremendas novedades que merecen en toda justicia permanecer reflejadas por escrito para asombro, deleite y regocijo de las masas futuras. La Lechona no para de crecer y de ofrecernos nuevas Lechonadas a cada rato. Mitad: -“¡¡¡EYSSSSSSS… NOOOOOOO, hija… Eso NOOOOO…!!!”, y mitad: -“¡¡Hala… Jajajaja… ¿¿Has visto?? ¡¡Que me paaaaarto…!!”-

Así que, visto el percal, he decidido introducir a la de ya y sin más dilación, una de bravas, camarero… digooo… una de BREVES. Vamos, algo así como un minicomentario rápido sobre un hecho acontecido de importante relevancia histórica, que a mi modesto juicio, merezca la pena quedar relatado en este espacio digital… dicho así como en más bonito, y eso. Rollo tuit, pero sin pájarillo azul ni restricción de texto, en plan así, a mi rollo moreno.

Así que, aquí va la primera remesa:

# En esta primera quincena de abril, la Lechona, ya se ha echado a gatear. ¡¡¡De verdad!!! Es un flipe. 🙂 🙂 Eso sí, lo de tener recogido el salón, cobra un nuevo sentido.

# No solamente gatea… además, ya se sienta sola estupendamente… ¡Y en la cuna! ¡Menudo susto! Con lo echáp’alante que es, que no mide… -normal… animalico mío-, pues… ¡a bajar la altura del colchón de la cuna, ipso-facto! Que esta niña, se nos arrima a la barandilla y se tira p’abajo como si estuvieran allí esperándola las tetas de su madre, vamos.

# Churri y aquí el Menda, se han arrimado a un cine juntos… (14 abril) ¡por primera vez desde que la gordita asomó el trasero! ¡¡Albricias y jolgorios!! La primera separación oficiosa de los orgullosos papás, de su Lechona. Y la nena, con la Tita, por supuesto, más bieeennn…

# Primeros arrebatos demostrables de mamitis de la niña. Esperaba yo que tardaran un poco más en llegar, pero bueeeeno… se va llevando.

# Novedades alimenticias: gluten, carnazas variadas, papeo diverso de sus papás… Empieza a molar el que la cosa vaya siendo poco a poco más variada.

Todo esto, así… a bote pronto.

Y claro, eso sí… lo más importante de todo..: la nena sigue tan linda como siempre.

La Lechona, sentadita en su cuna.