¡¡¡…Y yo con estas barbas!!!

Relatos sobre mis experiencias y expectativas como padre novato


10 comentarios

#ElTemaDeLaSemana: ¿Qué legado quieres dejar?

QUIZÁS…

Porque legado es una palabra hermosa, sí, pero a su vez, muy poderosa. Tanto, que con la presión que puede ejercer solamente me permito aspirar a aplicarla con un “quizás”

# No puedo prometerte un mundo lleno de color rosa. La vida es cruel y no podré evitar que la gente sufra a tu alrededor. Pero quizás sí pueda lograr sembrar la semilla del positivismo en tu pequeña cabecita, para afrontar los malos momentos con una hermosa sonrisa.

# No puedo prometerte un mundo lleno de amor. Algún cretino gañán malnacido guaperas de ojos verdes te partirá el corazón, mi niña, y no podré hacer nada para evitarlo. Pero quizás sí pueda lograr estar siempre a tu lado cuando me necesites para darte consuelo y superarlo llorando entre mis brazos.

# No puedo prometerte un mundo sano. La gente parecemos empeñados en querer cargarnos el planeta como sea; quemar bosques; contaminar océanos. Pero quizás sí pueda lograr transmitirte la belleza del entorno en que nos movemos, e inculcarte la pasión por aprender a conocer y cuidar lo que nos rodea: árboles, animales, plantas. La naturaleza debe ser tu hogar.

# No puedo prometerte un mundo seguro. No puedo evitar que la de la guadaña aparezca saltándose un semáforo. Pero quizás sí sea capaz de hacerte comprender el valor de decirle que NO a cualquier colega borracho que te pida que te subas con él o ella al volante.

# No puedo prometerte un mundo de respeto. Cada día verás cosas que te harán replantearte tu sitio en el mundo. Pero quizás sí pueda lograr que aprendas que valorar las cosas que merecen la pena es vital, y eso empieza por valorarte a ti misma; por tener fe ciega en quién eres, en lo que haces y en lo que deseas.

# No puedo prometerte un mundo estable. No podré evitar que alguna vez te despidan. Pero si lo hacen, quizás sí pueda logar que lo veas no como un fracaso, sino como una oportunidad de avance y que saques una buena lección aprendida de la experiencia, que te sirva para avanzar.

# No puedo prometerte un mundo ordenado. Desconozco qué es lo que hará que te muevas del sofá. Igual llega ese día en que parece que todo es una mierda. Pero quizás sí podamos trabajar juntos en generar ilusión y desarrollar pasión por el mundo que te rodea. No pares de buscar. Tu padre es aprendiz de todo y maestro de nada, así que sé de lo que hablo. No hay NADA tan hermoso y gratificante en el mundo como APRENDER. La curiosidad es una fuente inagotable de alegrías.

# No puedo prometerte un mundo de amor. Pero quizás logre que veas que algunos pequeños milagros existen, como el ejemplo de tus abuelos, que tras tantos años, toda una vida casados, sigo viendo en ellos ese corazón que se sale del pecho del uno por el otro.

# No puedo prometerte un mundo libre. Toda tu vida soportarás restricciones, normas, imposiciones y ataduras. Pero quizás, pese a todo, pueda logar mostrarte que hay maneras de lidiar con ello: para que puedas llorar, reir, gritar, sentir, expresarte, ilusionarte, pensar sin miedo, sin temor y en libertad, cuando, donde y como desees. Aprender a ser tu propia dueña.

Sí… Legado es una palabra enorme y muy poderosa, y yo no me atrevo sino a imaginar más que un si acaso, un quizás… Pero igualmente por eso, “quizás” es también una palabra igualmente poderosa… Porque a lo mejor, igual no te dejo gran cosa, pero a lo mejor, quizás, logres algún día, con mi ayuda, conseguirlas todas. En definitiva, llegar a ser una persona JUSTA, COMPLETA Y FELIZ.

No puedo imaginar dejarte un legado mejor, cariño… 

Te quiero muchísimo.

(PD: vale, tenía que decirlo también: mi colección de comics, ya sabes… Toda tuya. Cuídalos bien, ¿ehhh…?)

#ElTemaDeLaSemana

#ElTemaDeLaSemana es una iniciativa nacida de los @PapásBlogueros para toda la blogosfera. Queremos saber un poco más de ti, y que sepáis más de cada uno de nosotros. Por eso propondremos un tema semanal sobre el que reflexionar brevemente en nuestros respectivos blogs y compartiéndolo en este carrousel para llegar a todas y todos.


11 comentarios

#ElTemaDeLaSemana: Mi momento favorito del día

Yo voy a deciros que no tengo un momento favorito del día.

Es así. No pasa nada. Y es así, porque no considero que tenga una rutina especial, clara. Y aunque la tuviera, puede no ser siempre igual. Vamos, que lo que un día puede ser un momento genial, al día siguiente, puede ser un ni fu ni fa. Un bluff. Una ful…

#¿Momentos relacionados con la niña…? ¡Seguro! Pero igual que hoy me recibe en la escuela con una carrera, un abrazo, una sonrisa y un beso, y cago amor en ese momento, mañana me recibe en plan regulero, sin abrazo, sin beso y en plan moñer. Y el mojo se me va por la alcantarilla, reina…

#¿Momentos relacionados con Churri…? ¡Por supuesto! Pero igual que durante un arrumaco en el sofá calentitos y abrazados bajo la manta, y el gato por cojín, apetece detener el reloj para siempre, otro día el gato se nos pone tonto, a querer jugar a lo Matrix, mi Churri se pone estupenda, y yo me vuelvo un cretino. Un pie frío tonto en el riñón, lo jode todo.

#¿Momentos con amigos, con la familia…? ¡Claro! Pero… ¿Acaso no estamos hablando de momentos diarios? Muchos días no hay ni amigos, ni familia, ni Perico el de los palotes…

#¿Momentos de intimidad…? ¡Faltaría más…! Pero un día puede ser esta cosa, y otro día puede ser aquella otra… Cosas que SUPERAN todo lo anterior… Cosas que ESTROPEAN lo que antes o hace un rato, fue algo superior…

No sé, gente… Yo no mido esas cosas. No soy consciente. No pienso en MOMENTOS concretos rutinarios. Igual los tengo y simplemente no los registro como tal; no los archivo.

Yo disfruto EL INSTANTE. Yo me recreo en un abrazo, sea cuando sea. Me recreo en un BESO, sea cuando sea. O cuando encuentro el mapa del tesoro que hay bajo tu falda. Me recreo en un libro o en un cómic, sea a la hora que sea. Me recreo en una sonrisa, en un gesto. Me recreo en esa nube que pasa flotando, que me cambia la cara. Me recreo en esa idea que aparece fugaz, que me eriza todos los pelos del cuerpo y me agita las neuronas mientras la anoto en un papel… (¡para que no salgas huyendo al igual que llegaste, maldita!) Me recreo en ese sillón. O tirándome en aquel colchón. Me recreo frente a la pantalla maravillado antes las sorpresas que encierra la vida. Me recreo mirando hormigas mientras pienso en gigantes, o escuchando aquel mirlo posado en esa rama. Me recreo pensando en la hermosura, mirando la belleza que hay en las cosas. Y en un buen escote. Me recreo en ese plato que te has acabado, cocinado con amor y esfuerzo; y en esa cerveza. Me recreo delante de la tele, o cuando mis dedos viajan por el teclado. O en ese segundo sumergido bajo el agua, ingrávido. Me recreo en tu pelo. En tu olor. Me recreo hablando. Y mucho más, escuchando. Me recreo cuando las musarañas me invitan a mirar…

Me recreo contigo, tú, que me lees. 

Nubes en el cielo, mi mejor momento del día

Cualquiera de esas cosas, podría significar en un momento dado, MI MEJOR MOMENTO DEL DÍA. 

#ElTemaDeLaSemana

#ElTemaDeLaSemana es una iniciativa nacida de los @PapásBlogueros para toda la blogosfera. Queremos saber un poco más de ti, y que sepáis más de cada uno de nosotros. Por eso propondremos un tema semanal sobre el que reflexionar brevemente en nuestros respectivos blogs y compartiéndolo en este carrousel para llegar a todas y todos.