Y yo con estas barbas

Relatos sobre mis experiencias y expectativas como padre novato


11 comentarios

Gritest Jits #3

Los Grandes Momentos de la incipiente vida de mi Lechona.

No quería yo explayarme demasiado con los Gritest, cariño… pero es que si no los apunto con relativa frecuencia, no tendrían mucho sentido.

Estaba pensando en la posibilidad de que a partir de ahora solamente los publique al final de cada mes, por ejemplo… pero no sé si me termina de convencer este giro de acontecimientos. Esta “sección” estaba concebida inicialmente más bien al revés: pequeñas píldoras breves sin ninguna introducción, que pudiera colar en cualquier momento, para que queden marcadas lo más cerca posible en el tiempo de las referencias sobre las que tratan, y de hecho, sin incluir imagen alguna: si hoy te ocurre algo más o menos trascendental… pues en esta semana a más tardar, lo dejo por escrito en una frase. (¡Cáspita! ¡Aquí sí que me vendría bien tener un tuiter!)

Pero como siempre, la cosa se me va de las manos… ¡Aynnnsss…!

Vamos con tus últimos momentazos…

# Vale que vas rapidilla con los dientes, hija… y que estás de nuevo con el tema desde finales de mayo… ¿Pero tres a la vez, cariño…? ¿Treeessss..? ¿Pero qué necesidad haaaaayyy, alma de cántaro…? ¿Es que de dos en dos como todo el mundo, no te va bien…? Los dos de abajo, con cinco meses y medio… Tres arriba, con ocho… ¡Déjate alguna cosica para otro rato, alhaja mía…! (¿O no será que te está molando a ti demasiado menear el bigotillo, desde que has probado el jamoncete, ehhh…? Ya te veo yo a ti, ya…)

# Y hablando de querer correr… Para que quede para los restos (¡¡lo bien que me va a venir esta sección para evitarme discusiones con tu madre cuando seamos viejitos y tengamos nuestras batallitas diarias por el tema de cuándo hiciste qué cosa…!!), el 25 de mayo te pusiste de pie por ti misma por primera vez. ¡¡¡OLE MI NIÑA…!!! Así que… ¡Hale! Ya has demostrado que puedes… muy bien. Estupendo todo… Ahora, vuélvete a tu estado semi larval, y quédate así… digamos… unos tres o cuatro años más para que disfrutemos un poco… que eso de crecer rápido está muy sobrevalorado, créeme.

# También hay que señalar que en estas semanas pasadas, has recibido tu primer corte de pelo… ¡y en peluquería! Visto el resultado y los trasquilonacos, la próxima vez igual pruebo yo mismo, amor, ¡¡porque vaya telaaaa…!! (O te llevo al becario manco con parkinson del centro de intregración social para ex yonquis de la esquina, que para el caso…). No, vaaaaa… que exagero y no fue tan abrumadoramente aterrador. Y además dice Churri que te portaste medio bien, dadas las circunstancias, aunque no parabas de moverte, como siempre. (¿Sabes que se te quedó más cara de niño…?)

Tu primer corte de pelo

# También has conocido a tus primeros famosos. Que sepas que a mi con tu edad jamás me llevaron a una sesión de firmas y dedicatorias con Paco Roca y el gran Neil Gaiman, en la Feria del Libro. Ya los disfrutarás cuando crezcas y aprendas a leer. ¡¡Haremos de ti una gran lectora, ya verás!!

# ¿Y qué pasó un lunes, 2 de junio, a primera hora de la mañana…? Pues que nuestro querido Tío JuanCar, va, y nos dice que abdica… Que se pira, vamos… Que se pasa el cetro por el forro. Que se larga a cazar elefantes con la Tía Corina, o con su colega el jeque de turno, y que pasa de todo, que está hasta el moño de ser rey, y que lo que le presta ahora es vivir la vida loca sin que le toquen más los borbones, que ya ha hecho suficiente… Ahora sí que podrá vivir a cuerpo de ex, y dedicarse a disertar sobre las cosas interesantes de la vida –que todo buen rey debe conocer–, como por ejemplo… las golondrinas africanas.

¿Y qué estabas haciendo tú, mientras, cariño, en tal histórico momentazo…? Pues en la escuela infantil jugando a chocar dos tapaderas de lata, seguramente…
Tan ricamente.

—Añadido a posteriori (a 13 de junio)—: 

-“¡Jefe Rojo a Bravo Charli…! ¡Jefe Rojo a Bravo Charli…! Bravo Charli… ¡responda!”-

-“Aquí Bravo Charli, Jefe Rojo… Le escuchamos…”-

-“Según el último reconocimiento visual, la Lechona ya tiene otro diente fuera… Repito: la Lechona ya tiene un cuarto diente arriba… El que amagaba por salir junto a los otros. Ya son seis dientes, y poco a poco va pareciéndose al gato de Cheshire, de Alicia en el País de las Maravillas…”-

-“¡Roger Roger, Jefe Rojo…! ¡Recibido! ¡Cambio y cierro!”-

Anuncios