¡¡¡…Y yo con estas barbas!!!

Relatos sobre mis experiencias y expectativas como padre novato

53 pensamientos en “Incompatible con la vida…

  1. Pingback: Un nuevo bebé en la familia | ¡¡¡...Y yo con estas barbas!!!

  2. Siento mucho esta mala experiencia. Espero que pronto os repongáis y que llegue un día en que puedas comprar esos bollos que aún te siguen esperando.

    Me gusta

    • ¡Muchas gracias, Óscar! La verdad es que ya vamos saliendo… Hace dos semanas que terminó el “episodio”, y estamos intentando volver a la normalidad. Todavía quedan cosas pendientes, claro, pero poco a poco… Y lo de los bollos… bueno, todo se andará, espero, claro… Bollos, o lo que sea. El caso es tener algo que celebrar…

      Le gusta a 1 persona

  3. Leo ambos post tarde, me quedo sin palabas. No me extraña que esa frase retumbe una y otra vez en tu cabeza. Está claro que cuando creemos que hemos tomado las decisiones más difíciles llega de momento, la DECISION. Te han salido las palabras a saco. He leído comentarios y conozco casos como todos que las situaciones mejoran y esto será recuerdo de un mal trago. Te deseo eso, que pase pronto el luto necesario para seguir adelante. Muchos besos!

    Me gusta

    • ¡¡Hola María, preciosa…!! Ya ves, el panorama de las últimas semanas, chica… Qué rápidamente un acontecimiento feliz se puede volver en justamente lo inverso. Y no es algo que uno no sepa a estas alturas de la vida, claro… Es simplemente que hasta ahora no lo había experimentado así, de esta forma. Un palo muy gordo. Y a veces puedes verlo venir… o no. Pero cuando llega, el palo no es menos doloroso. Sé bien que es una cuestión de tiempo, efectivamente… Lo ínico malo de eso del tiempo, es lo de siempre: ¡que hay que esperar a que pase!
      En fin… Sea como sea, aquí seguimos, de pie y tratando de pasar página, recuperando esta semana ya nuestra rutina cotidiana.

      Me gusta

  4. Madre mía. Lo siento muchísimo. Qué momentos más duros estaréis viviendo. Os mando un fuerte abrazo y palabras de consuelo que os ayuden en estos momentos tan difíciles.

    Me gusta

    • ¡Kaixo, Izaskun!

      Muchísimas gracias por tu abrazo, tu interés y tu apoyo. No son precisamente cosas que uno elija vivir…, pero nos ha tocado pasar por esto… Pues bueno, poco se puede hacer, salvo mirar hacia adelante.

      ¡Gracias mil, por pasarte por aquí, hermosa…! Tienes un blog muy interesante, por cierto; me encantará echarle un ojo mucho más en profundidad…

      Le gusta a 1 persona

  5. Un beso y un abrazo. Espero que vuelvas a tener pronto la posibilidad de gastarte la pasta en bollos para tus compañeros, que empieces con las llamadas a tus amigos y espero ver ese post sencillo anunciando la llegada del nuevo lechón.

    Me gusta

  6. Me he pensado mucho comunicarme contigo por aquí para deciros que lo siento mucho porque, al fin y al cabo, es un medio frío y a mí lo que me apetece es daros un achuchón pero, como hablar de estas cosas por teléfono es casi peor, aquí va todo mi apoyo y mis ánimos. Un abrazo fuerte,fuerte. La conversación ya la dejaremos para un momento más dulce (que llegará, estoy segura)

    Me gusta

    • ¡¡¡Primaaaaaa, cielooooo…!!! No pasa nada, no te preocupes… Por teléfono, por mail, por aquí… En el fondo, igual da, porque el resultado de la conversación va a ser siempre el mismo, así que no te preocupes, de verdad.

      Lo que hay que hacer es vernos de una puñetera vez, un día de estos, que a este paso, las niñas se nos van a ir de Erasmus y todavía ni se conocen…

      Ya vendrán los momentos azucarados, ya… ¡¡Besazos para todos!! 🙂 🙂

      Me gusta

  7. Poco que decir, simplemente animo!

    Me gusta

    • ¡No hay necesidad de grandes palabras, amigo, tranquilo…! Estas cosas pasan. Simplemente, que ahora nos ha tocado a nosotros. Y es así. No hay muchas más vueltas que darle, y toca llevarlo como podamos.

      ¡Besazo y abrazos para todos, para ti , para Lai y para las niñas…! Gracias de nuevo por pasarte por aquí…

      Me gusta

  8. Jolín que tristeza, sin palabras la verdad. Muchos ánimos y un abrazo muy grande!

    Me gusta

    • En un momento dado, te dejo hasta que digas ¡Joder!, Ángela, amiga, de verdad… Jajajaja. Que hacía mucho que no escuchaba yo eso de “¡Jolín…!” (Yo me censuro mis propias palabrotas en el blog, como norma de la casa, pero para los comentarios permito todo… Que la gente es libre y soberana, y no por ello voy a pensar mejor o peor de nadie…) 😉

      Sí que es triste la cosa, sí… Uno nunca se espera que una visita al gine se salde con este resultado. Pero estamos aprendiendo a ver el lado bueno; hay que aprender a valorar lo que nos permiten hoy en día los avances científicos, en cuestión de prevención y antelación de diagnósticos. No quiero ni pensar cómo era en la época de nuestros padres o abuelos. Hoy podemos tomar decisiones a sabiendas sobre resultados con una anticipación asombrosa. Años atrás la gente ni soñaba con algo así. Todo esto no suaviza el golpe, pero está claro que el resultado de cara al futuro sería muy diferente para mucha gente.

      ¡¡Muchas gracias por todo, de verdad, y de corazón!!

      Me gusta

  9. Te sigo desde casi el principio, tu lechona y mi pequeña se llevan un par de semanas y me identifico mucho con lo que escribes. El día que mi pequeña cumplí un año era uno de los más felices de mi vida por el primer año d mi enana y porque iba a ver por primera vez a mi otro pequeño. Estaba embarazada de 8 semanas y al poco de empezar la ecografia la cara de la doctora cambió, al principio no entendí pero luego me di cuenta que estaba todo en silencio, no se escuchaba un latido llenando la habitación y en la pantalla no había una línea marcándolo… Yo también tengo grabada una frase, “tendría una malformación incompatible con la vida”… Además de humor, hay que intentar sacarle un lado bueno y el mío fue darme cuenta de lo afortunada que era de tener a mi lado a mi pequeña, completamente sana y feliz. Mucho ánimo

    Me gusta

    • ¡¡¡Ufffff…!!! Te leo y se me sigue poniendo la carne de gallina. Está claro que no hemos sido los primeros en pasar por esto, ni desgraciadamente seremos los últimos… Y suscribo tus palabras al completo. Al menos sabemos que, de momento, tenemos ya una niña sana, feliz y hermosa como un millón de amaneceres, y cuánta gente habrá que no tengan esa situación, y darían lo que fuera por ello. La verdad es que la maldita frase me ha estado martilleando todos estos días, hasta que al menos otra doctora nos ha concretado un poco más el tema de… “fechas”. Porque te dicen eso, sin explicarte nada más, y claro… ¿Qué significa eso? ¿Que va a durar una semana más…? ¿Dos…? ¿Tres…? ¿Dos meses más…? ¿Seis meses más…? ¿Que podrá nacer, pero que morirá a las pocas horas…? ¿A los pocos días…? ¿A los pocos meses…? No sé, no podía dejar de pensar en esas malditas cuatro palabras.

      Gracias por tus ánimos, de verdad. Significan mucho.

      Me gusta

  10. Nunca se está preparado para esas cosas. Estoy de acuerdo, te hace envejecer, nos pasa como al Lazarillo cuando le dan el coscorrón contra el toro. Un abrazo y mucho mucho ánimo porque estos días van a ser duros y tendréis que tomar decisiones muy importantes.

    Me gusta

    • Desde luego, tienes toda la razón. Bien que lo sabes, por experiencia, ¿verdad…? Me siento muy identificado con muchas de las cosas que nos cuentas en tu blog.

      Aprendes a madurar a base de curtirte. Claro que a mí me hubiera gustado que la forma de curtirse uno no fuera tan radical, pero me temo que no está en nuestra mano elegir este tipo de cosas… Ya habrá por ahí alguna Entidad Superior encargada de esas cosas, digo yo.
      Ya estamos en el camino de las decisiones, ya… Y esto queda aquí para toda la vida.

      Un millón de gracias por pasarte por aquí, cielo…

      Me gusta

  11. No tengo palabras… Lo siento muchísimo.
    No hay nada que en estos momentos se pueda decir que ayude, solo que os queráis mucho y os toméis tiempo.
    Ánimo y muchos besos

    Me gusta

    • ¡¡Muchísimas gracias, de verdad…!! Sabemos que… como casi todo, es una cuestión de tiempo.

      ¿Sabes una cosa que acabo de descubrir ahora, pensando en la imagen de cabecera de tu blog…? Estoy pensando ahora mismo en ello… La miro, y creo que no sé si seré capaz de volver a ver igual una ecografía… Como hasta ahora las veía, quiero decir. Se me hace tan raro ver la imagen de cabecera de tu blog, amiga…
      Todo esto cambia tantas cosas…

      Me gusta

  12. Lo siento, lo siento mucho! No hay palabras adecuadas en momentos así….así que te dejo, a ti y a la churri, un abrazo enorme, virtual y a la distancia, pero enorme. Ánimo!

    Me gusta

    • ¡Laia, cielo…! ¡Aysssss…! Ya ves, en que empanada estamos ahora metidos, chica. En fin, que cuando vienen las cosas así… pues vienen así. Encajarlas a bocajarro, y poco más… Digerirlo como se pueda. Malamente… pero como se pueda. Nos quedamos con el abrazo, por supuesto, que sabemos que ha dado la vuelta a medio mundo con los vientos y las nubes, a lomos de un pájaro hermoso, para llegar hasta aquí. ¡Eres un auténtico cielo, reina…! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  13. Lo siento mucho,no hay palabras que pueda decir que os consuele,os mando un abrazo fuerte,bso

    Me gusta

  14. Muchísimo ánimo ! Un abrazo muy fuerte y adelante con lo que decidáis!

    Me gusta

  15. Muchos ánimos, poco más se puede decir.

    Me gusta

  16. Lo siento infinitamente, solo mandaros mi cariño y miles de abrazos para los dos. No tenéis que sentiros culpables por nada, vosotros no habéis elegido que pase esto, ser fuertes y no perdáis la Esperanza.
    Tenéis una hija preciosa por la que tenéis que dar muchas gracias a Dios y a la vida, no perdáis la FE y la Esperanza que si Dios quiere tendréis ese hijo tan Amado y Deseado.
    Vuestra tía.

    Me gusta

  17. Hola! Muchos ánimos… como muchos otros, también pasamos por una situación similar (que no igual) cuando aún no éramos padres. Un buen chasco nos llevamos, así que te entiendo perfectamente. Muchos ánimos y ahora, a mirar hacia delante.

    Me gusta

  18. Un abrazo eterno compañero. Ánimo

    Me gusta

  19. Lo siento muchísimo. Sé por lo que estáis pasando, he pasado por ello 4 veces, la última en abril de este año. Se que no hay ni una sola palabra que pueda consolar. Solo el amor que os tenéis y saberos cerca el uno del otro puede apaciguar un poco el desasosiego. Un cálido abrazo con todo mi cariño.

    Me gusta

    • ¡Hola Marina!

      ¡¡Cuatro veces…!! Chica, debes ser una mujer realmente fuerte. No me lo quiero ni imaginar, tener que pasar tantas veces por algo así. La gente creo que lo ve desde fuera, y opina, y realmente te da sus condolencias sinceras, pero es que hasta que no te pasa a ti, no adquieres la verdadera intensidad de la desgracia de todo el asunto. Ves a gente que pasa por estas cosas, y que luego sigue aparentemente tan normal, con su vida y sus cosas, y les ves que han tenido éxito, y que tienen otros embarazos que acaban bien… que creo que igual se banaliza un poco, ¿puede ser? O sea, que uno tiene un aborto, cada uno con sus circunstancias, y vale, es difícil y tal, pero se pasa, y en unas semanas, pues pelillos a la mar, ya ya está… Y como si no hubiera pasado nada.
      Y no, la verdad es que nada más lejos de la realidad. Supongo que el tiempo ayuda, claro, y pone las cosas en su sitio… Pero lo que es ahora, es muy doloroso. Desasosiego… Ese sí que es un término realmente acertado.

      ¡Muchísimas gracias por asomarte por aquí, de corazón…! Eres un cielo… ¡Y mira…! Ya no sé si preguntarte yo a ti, cómo lo llevas, lo tuyo… Espero que bien; o mejor (mejor dicho… ya que estas cosas dudo mucho que se puedan llegar a llevar “bien”…)

      Le gusta a 1 persona

      • Hola!!!
        Pues sí es desasosiego vital. Un dolor inconsolable. Nada que ver con eso de a otra cosa… Que cómo lo llevo? Pues con pena por la pérdida y con alegría por la oportunidad. Cada uno de mis hijos me ha enseñado mucho con su llegada. 6 embarazos. Dos hijos vivos a los que adoro y honro.
        El dolor se pasa? Pues digamos que te acostumbras a él. Pero… ya sabes las fechas probables de parto es de lo primero que calculas…cuando llegan…Pues haces la ceremonia para que esté donde esté se sienta bien y querido. Gracias por compartir y por acogerme.
        Un abrazo enorme para vosotros

        Me gusta

        • Me ha gustado eso de la ceremonia… Lo que no tengo tan claro es lo de la fecha. No sé si sería más adecuado recordar el día en que sostuvimos el Predictor con las dos rayitas… O el día de ayer… O el de la fecha del parto… O ya puestos, cualquier otro día… ¡Yo qué sé, chica…!

          Aquí sois todos siempre bien acogidos, Marina, descuida… Y más, si como tú, venís con una experiencia como la tuya bajo el brazo, tan abrumadoramente… vital, de la que tanto podemos aprender los demás. Mi “casa”, es tu casa…

          Le gusta a 1 persona

        • Mil gracias!!! La fecha, es sólo eso una fecha. La ceremonia, el homenaje puede ser cualquier día que te/os apetezca decir “te quiero” “te recuerdo” En mi caso, la fecha probable de parto era muy significativa por eso no la he olvidado y ha sido clave para calmar mi desasosiego. Pero cada vivencia es única. Seguro encontrareis la vuestra. Un abrazo Sem

          Me gusta

  20. Hola Sem!

    Es una mierda, en mayúsculas.

    Lo siento mucho por vosotros.

    Muchos abrazos desde el sur

    Me gusta

    • ¡¡Hey Joaquim…!! ¡¡Muchas gracias, hombre…!! Efectivamente, es una AUTÉNTICA MIERDA. De las de pedigree… Lo define bastante bien, sí…

      Me quedo tus abrazos, amigo, por supuesto… Y te mando desde la periferia madrileña otros de vuelta, para darte las gracias una y mil veces más, por la currada respecto a las iniciativas de #papásblogueros y “Los papás cuentan”. ¡¡Es usted un tío MUY GRANDE, caballero…!!

      Me gusta

  21. Sem, dios mío, cuánto lo siento. Me he alegrado mil leyendo el principio, me había alegrado tanto por vosotros… No sé qué decirte, que lo siento muchísimo, que me duele mucho. No hay palabras que consuelen porque no hay consuelo. Lo has explicado tan bien… Un abrazo enorme y todo el cariño y ánimo del mundo para los dos. De verdad, muchos besos.

    Me gusta

    • ¡¡Idoia, cielo…!! Perdona la mala leche con que está escrito el post… Parece que, efectivamente, leyéndolo al principio, la cosa promete algo feliz. Y no… Más bien es lo contrario.

      Ya ves… Ahora entendéis que en el post del otro día, el de las dudas sobre tener más críos, hablaba al principio que era un post que debía haber escrito “hace meses”, porque el el fondo, ya sabía que estábamos embarazados… Y está claro que siempre hay razones para temer por… lo que sea. No sé si era algo premonitorio o qué se yo… Pero estaba claro que se deducía de ahí que intenciones había, y mira tú… Que ahora no va a ser. No con este embarazo. Y no diré que era el último cartucho, pero de verdad que muchos más no quedan.

      Es muy duro, chica… Todavía estamos con todo el proceso y parece que todo se alarga. Cuesta ver una tripa redondita y saber que lo que hay creciendo dentro no va a sobrevivir; que además vas a ser tú el que diga cuándo y cómo va a acabar, porque dejar que la naturaleza haga su trabajo dentro de algunas semanas más, no es una opción. Porque quieres cerrar esta página de la historia, cuanto antes. Porque a veces, solamente con quererlo, no basta. No basta simplemente el amor. La maldita biología tiene muchas cosas que decir, aquí… Yo no sé si lo he contado bien o mal… Yo solamente he tratado de contar lo que viví el otro día; la bofetada que te pilla desprevenido. Y la marca de los dedos en la cara, todavía no se me ha quitado.
      Gracias por los besos, encanto… ¡Eres un sol! 🙂

      Le gusta a 1 persona

      • Ay Sem, cómo no vas a contarlo con rabia y mla leche, ¡pues claro! Es algo que costará en cicatrizar. Cuando te dn una ostia así cuesta levantarse… Por injusto, por inesperado, por cruel… En fin… Lo siento muchísimo otra vez. Un abrazo con todo el ánimo del mundo

        Me gusta

  22. Uno no se puede preparar para algo así. Un abrazo familia!

    Me gusta

    • Pues la verdad es que no. Habiendo pasado ya además por un embarazo que empezó también con complicaciones (otras…) y que terminó bien, no me esperaba algo así. En mi fuero interno, he de reconocer que he pensado muchas veces en otro tipo de cosas, pero no en estas circunstancias tan concretas. Un palo. ¡¡Muchas gracias por el abrazo, de verdad…!!

      Le gusta a 1 persona

  23. Lo siento chicos. Nunca lo he contado en el Blog, pero sabemos lo que sentís. Nos pasó 2 veces. Y las dos antes de tener a nuestro primer niño. Fue horrible, y sobre todo tras la segunda vez. Pensábamos que nunca lo conseguiríamos. Pero todo llega. Y ahora tenemos a los dos.

    Vosotros también los tendréis. En unos meses lo leeré en tu blog.

    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    • ¡¡Gracias por el abrazo, familia…!! En estos últimos días, vengo escuchando también, de gente más cercana, más casos de complicaciones en embarazos; más de las que me imaginaba. Estoy empezando a creer (sin estadísticas en la mano…) que son más los intentos fallidos, que los que llegan a término sanos y salvos. Claro está que siempre anda uno con la ilusión de que… -“esto a mío no me va a pasar…”- Pero está visto que hay que andarse con pies de plomo. ¿Es justo, o sano, no ilusionarse con un embarazo, solamente por el hecho de estar preparado por si ocurre algo malo y hay que ponerse en lo peor…? ¿A partir de qué semana uno puede empezar a relajarse y creer que todo le irá bien…? Tantas y tantas preguntas…
      Yo lo he contado porque quiero que mi blog sea un reflejo escrito, una memoria tecleada del recorrido vital de la niña (y nuestro), y puestos a pensar en ello, esto es como otro episodio más. No solamente toca registrar lo bueno, por tanto… También debería constar por aquí que un día quisimos darle un hermanito… Y de momento, pues parece que no va a poder ser en esta ocasión.

      Veo con alegría, amigo, que sois un maravilloso ejemplo de superación, por tanto. Me alegra mucho leerlo. Y yo espero poder escribirlo en un futuro, también, como dices, para que podáis leerlo; descuida… 😉

      Me gusta

  24. No hay palabras.
    Un abrazo muy fuerte, muy fuerte, muy fuerte a vuestra alma.
    No hay palabras.
    El o ella les dio vida a vosotros. Estas doce semanas. No ha sido incompatible con la vida. Tan sólo, ha elegido otro camino pero vosotros tenéis que ser más fuertes que nunca porque lechona os necesita.

    Un abrazo grande y en silencio.

    Aquí estamos.

    Mónica

    Me gusta

    • ¡Hola Mónica, preciosa…!

      Pues no sé si hay palabras, la verdad… Creo que sí, pero a mí solamente me vienen de las malas. Y palabrotas, -que también son palabras, al fin y al cabo…-
      Es muy duro, todo esto, la verdad. Tus ilusiones, tu plan de vida, un millón de cosas más, se van al carajo en un momento. Y cuesta… ¡Vaya, si cuesta! Que se lo pregunten a mi pobre Churri, que todavía carga con todo ese peso, en su propio vientre. Creo que le ofrecíamos un hermoso camino, como dices… ¿Por qué no lo eligió, entonces…? Quién sabe. Doce semanas (que serán alguna más, al final…) se me antoja poco tiempo; yo quería… nosotros queríamos, una vida entera.
      Pero es lo que hay, y tienes razón… Tenemos otro tesoro ya, que depende de nosotros y que requiere de nuestro amor y atenciones incondicionales. Gracias por el abrazo, cielo. Me lo quedo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s