¡¡¡…Y yo con estas barbas!!!

Relatos sobre mis experiencias y expectativas como padre novato

Bienvenida al mundo… queridísima sobrina.

28 comentarios

Hoy estamos de enhorabuena, en esta santa morada digital. La semana pasada, el día 11, a eso de la hora del té, que dice la britis pípol, más o menos, se daba el gustazo de aparecer por este mundo (porque sí, porque ella lo vale, y porque ya estaba bien de estar ahí nadando entre apreturas, dentro de mamá, que ya quería ella conocer de primer oído y de primer olfato todas esas cosas que se runrunean por fuera del saco ese… Que una puede ser pequeña y nonata, pero amplia de miras…), mi nueva, más pequeña y más reluciente… ¡¡¡SOBRINA!!!

Así, mis cuñadísimos, también primerizos ellos, han tenido a bien traernos a este mundo a esta adorable criatura: la llamaremos… Í. (Ya te buscaré un nombre más molonguis para escribirte por estos barrios, cariño… cuando nos vayamos conociendo un poquito mejor).

Apenas me ha dado tiempo, entre dímes y diretes, para cogerte en brazos y verte más que veinte minutos escasos en esta casi primera semana… Pero ya he visto suficiente para saber que vas a ser la nena más linda del mundo.

Que si sales en desparpajo, alegría y echápalante como tu padre… y sales con la firmeza, el buen gusto y el detalle de tu madre… (y el piquito de oro de ambos… ¡para qué negarlo!), ¡me da a mí que vamos a tener por aquí historias tuyas y de la Lechona de tu prima mayor, para rato!

Uno nunca sabe qué le deparará el futuro… pero está claro que, de momento, y mientras vivamos a siete tiros de piedra unos y otros, a ambas primas os esperan muuuuuuuchas horas de arrejuntaros, de compartir cosas, de aprender y de experimentar. Y por qué no… de algún tirón de coletas que otro, fijo.

Pero que vais a ir creciendo juntas, eso seguro. La una, teniendo un modelo en la otra. La otra, tratando de trasladar a la una todo lo que esta va aprendiendo.

Las cosas van saliendo como van saliendo… y se nos van ocurriendo como se nos van ocurriendo. Con el resto de mis sobrinos habré hecho algunas cosas… otras están en proyectos… y desde luego, las cosas van como van, y vienen como vienen… o cuando vienen. Y contigo, mi querida niña, tengo la oportunidad ahora, con este blog, de hacer algo… Hacerte un pequeño regalo simbólico, que no le he hecho a nadie más (ni a mi querida nena, por supuesto).

Mi primer regalo para ti, es dejarte aquí, para la posteridad, un pequeño detalle. Aquí tienes una foto de un atardecer.

Es la hermosa puesta de sol del primer día completo que pasaste entre nosotros, en este mundo, en los brazos de tu padre y de tu madre. 

La puesta de sol de tu primer día completo de vida.

Así, dentro de muchos años, podrás saber que el cielo lucía así de precioso durante las primeras horas de tu vida. Y bien digo, día completo… Por lo que mencionaba antes: el atardecer del día concreto que naciste, el del 11, no llegué a capturarlo bien. Cosas que pasan.

Pero te lo describo también para el recuerdo, si quieres, mi niña… Porque fue uno de esos atardeceres que merece la pena recordar: muchas más nubes… esponjosas… vibrantes… Naranjas, rojos intensos, morados, violetas… Como si de uno de esos rompimientos de gloria de los cuadros barrocos se tratase, con los rayos de luz atravesando y bañando el horizonte.

Algo verdaderamente espectacular. Algo como solamente los que viven las puestas de sol otoñales y alzan la cabeza al cielo del atardecer de Madrid, conocen y disfrutan. Algo como solamente muy pocos días al año se ve. Tienes que estar AHÍ para verlo y apreciarlo.

Ese fue el atardecer del día que naciste. Un atardecer maravilloso. Te lo dice tu tío, que sí estuvo ahí para verlo, créeme.

Igual es una tontería… una chorrada de idea. Puede ser. No sé que les parecerá al resto de gente que lea esto, mi niña… Pero a mí, al menos, que vivo la mitad del día con la cabeza en las nubes, me hubiera encantado que alguien hubiera capturado y me hubiera regalado el atardecer (tampoco diría que no a un bonito amanecer…) del día en que nací.

¡¡Grandes aventuras os esperan, a tu prima y a ti!!

Te quiero, pequeña. Y déjame darte así la bienvenida a este, tu nuevo mundo. Hoy, un mundo un poco más hermoso. Hermoso, como un atardecer de otoño en Madrid.

Anuncios

Autor: ¡Y yo con estas barbas!

Ilustrador, diseñador y orgulloso nuevo papá de una lechona linda como la brisa del mar... Ando en constante diálogo con el día a día, persiguiendo a esa esquiva, la plena felicidad.

28 pensamientos en “Bienvenida al mundo… queridísima sobrina.

  1. Pingback: Cómo te recibieron los cielos | ¡¡¡...Y yo con estas barbas!!!

  2. Estás hecho un poeta!!! Qué bonita manera de darle la bienvenida a tu sobrina, y qué bien lo va a pasar la bichilla en cuanto se puedan entretener juntas! Felicidades a la familia 🙂

    Me gusta

    • ¡¡Hola hermosa!!

      Lo primero… ¡¡No he podido ver bien todavía el nuevo diseño de tu blog!! Tengo que sentarme en casa tranquilamente, porque las miradas fugaces que he podido echar desde el trabajo, deben “capar” alguna cosa (cuestiones del proxy y demás zarandajas de seguridad de la empresa…)

      Por lo demás… ¡¡¡pues muchísimas gracias!!! Me alegra que te guste el detallito para la sobri… 😉

      Para que se junten e interaccionen las dos, todavía queda, pero bueno… ¡Tiempo al tiempo, que dicen! Que todo llegará.

      Le gusta a 1 persona

  3. Ooooh! muchísimas felicidades 🙂

    Me gusta

    • ¡¡Muchas gracias, preciosa!! La verdad es que estamos todos muy contentos, claro. (Aunque aquí, entre tú y yo, los felices padres primerizos ya están sufriendo en sus propias carnes el “peso” de los primeros días sin dormir… Jue jue jue… -qué malo soy-).

      ¿Estuviste al final en la feria de Bebés y Mámás de este finde pasado? Tenía la intención de haber ido, como el año pasado, pero al final no se terció… ¡¡Me hubiera molado conocerte y saludarte!! 😉

      Le gusta a 1 persona

  4. Esto va a sonar a ser muy Mala madre, pero te diría que yo casi viví con más emoción el nacimiento de mi sobrinita que de mi bichilla. ella fue al primera niña de esta generación de mi familia y claro, todo fue muy especial. Además, con los sobrinos disfrutamos de cosas (y nos descontrolamos de otras formas) de diferente modo al que lo hacemos con los propios hijos, a los que tenemos que dar ejemplo.

    Me gusta

    • ¡No te creas malamadre por eso, Lucía, mujer…! Que a todos nos pasa.

      Lo de mi primer sobrino fue todo un puntazo, y lo de la siguiente (mi primera sobrina), todavía lo fue más, por todas las circunstancias. ¡Así que te entiendo perfectamente…!

      Con los sobrinos es tal cual lo dices… 😉

      Me gusta

  5. Felicidades a los tíos y a los papis, por supuesto!! Bienvenida Í!

    Me gusta

  6. Muchisimas felicidades tío!!! pero que regalo tan bonito le has hecho a Í!!!! Bienvenida pequeña a este mundo!! Enhorabuena a los papis y a disfrutarla mucho! Seguro que se llevaran genial con la Lechona, como dices tu yo con mis primos he tenido siempre una relación casi como hermanos… hemos crecido juntos y viéndonos casi cada semana! Un abrazo amigo!

    Me gusta

    • ¡¡Ainara, muchísimas gracias, hermosa!!

      Mi sobrina seguro que será un estupendísimo fichaje para este nuevo mundo, estoy seguro. Y justo ayer mismo, por lo visto (yo no estuve), fue el primer encuentro entre primas. ¡Aunque no debió dar mucho de sí la cosa, porque la pobre Í estaba dormidita en su cuco! (Habrá que esperar un poco…)

      ¡¡Más abrazos para ti desde aquí!! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  7. Enhorabuena!!

    Me gusta

  8. Mi enhorabuena a los padres y a toda la familia por esa niña. Para tu lechona y para vosotros un abrazo grande grande de oso.

    Me gusta

  9. Enhorabuena por esa sobrina!! Vaya regalazo de nacimiento esa foto y dedicarla un post tan chulo.
    Bienvenida al mundo y al entrañable blog de tu tío!!

    Me gusta

    • ¡¡¡Muchísimas gracias, cielo!!! ¡¡Me encanta que os guste la idea!! No las tenía yo todas conmigo, la verdad… Pero bueno… creo que en conjunto, sí es un detalle curioso, ¿verdad? ¡¡Ahora solo faltaría que creara tendencia, y todo!! Jajajaja…

      Como decía en el post, me da en la nariz que esta nena va a terminar saliendo por aquí más de una vez, y más de dos… Ya veréis.

      Me gusta

  10. ¡Que bonito regalo! Pero oiga ahora ¡dibújeselo! para que lo tenga en su habita molongui 😛 un besote desmadroso

    Me gusta

  11. Soy la madre de la nueva sobrina, I no podía tener mejor regalo ni más bonito que el amanecer de día que nació. Muchas gracias cuñaó me has hecho llorar como una tonta.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡¡¡Cuñadaaaaaaaaaaaaaa…!!! ¡¡¡¡Pero buenoooooooooo…!!! ¿¿¿Cómo vos por aquííííí…??? Mira queeeee… desde luegooo… Si es que, no hay como tener críos y escribir detallitos de una neonata para que os dignéis a dejarme algunas palabrillas por este barrio… ¡¡Jajajajajaja!!

      ¿Te ha gustado el detalle, cariño? No es para nada, hermosa… ¡Y lo de las lágrimas, no creas… que no eres tú, ¡¡¡son las hormonas, las que te la están liando parda y se están montando una party de órdago en tu cuerpecillo!!! Pero bueno, me lo tomaré también un poco como un cumplido. 😉

      Me alegro muchísimo que te haya gustado; esa intención tenía. Aquí queda para los restos, para que la enana lo vea en un futuro.

      Mucho ánimo y muchos besos, reina… que estos primeros días estarás a tope. ¡¡Ya nos vamos contando, cómo lo lleváis!! ¡Y otro abrazo para el cuñao!

      Le gusta a 1 persona

  12. Felicidades por tu sobri. Me parece precioso tu regalo y seguro que es el más original del mundo. Me hubiera gustado saber cómo fue el atardecer, o amanecer, del día en que nací. Sí recuerdo cómo fue el día que nació mi pitufito y es un recuerdo para guardar siempre.
    Un beso y muchas felicidades a la familia

    Me gusta

    • ¡¡Muchas gracias, Idoia!! Me alegra que te guste el regalo. No sé si es muy interesante… pero me parece algo original. Perdí la oportunidad en el tren de pillar el momento bueno del propio día 11, que fue un atardecer realmente precioso, pero hacerlo el 12 también es una fecha simbólica.

      En el caso de nuestra Lechona, por ejemplo, el parto terminó más tarde de las 11 de la noche, así que no estábamos para mirar cielos desde el paritorio. ¡Con lo que se te viene encima! Y tras estar todo el día encerrados en el hospital. Pero sé que también hizo sol y buen tiempo.

      ¡Un besazo, cielo!

      Le gusta a 1 persona

  13. Felicidades por esa sobri¡¡¡¡ ya nos contarás las primeras impresiones de la lechona.

    Me gusta

    • ¡¡Muchas gracias, guapa!! Pues precisamente, aquí las primas todavía no se conocen, porque aquí, mi princesa, anda estos días con mocos renovados y un incipiente catarrazo guarderil febriculoso, como manda el otoño. Así que no ha sido plan, el juntarlas, de momento, ni llevarla a casa de los titos… ¡¡No vayamos a liarla parda, con la coña, y contagiemos a alguien!! Ya habrá tiempo. Pero siendo ambas tan pequeñas, me temo que la cosa va a ser un visto y no visto, durante mucho tiempo: cada una a su rollo.

      Pero descuida… que ya iré comentando jugadas, ya…

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s