¡¡¡…Y yo con estas barbas!!!

Relatos sobre mis experiencias y expectativas como padre novato

…¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, MI PEQUEÑA…!!!

27 comentarios

Bueeeeeeeeeeno… Llegamos, -con permiso de tu querida madre…-, al GRAN día de este mes. ¡¡¡HOY CUMPLES TU PRIMER AÑITO DE VIDA!!! Tal día como hoy, hace un año, saliste a este mundo obligada, porque decidiste que en la tripa de mamá estabas estupendamente, y no tenías ninguna prisa por arrimarte a este rincón de fríos, vientos, luces y ruidos penetrantes.

Así que, saltamos de un cumpleaños a otro, y me temo que entre tu madre y tú, me vais a gastar la vida cada segunda semana de septiembre, de aquí hasta los restos, con estas celebraciones tan arrejuntaicas que me traéis.

¿Cómo describir lo que ha dado de sí este año? ¿Cómo contarte lo que nos has cambiado… lo que ha supuesto para nosotros el invitarte a venir a este mundo? La verdad es que lo pienso, y no sabría muy bien cómo empezar. Definitivamente, tengo un problema… y es que, al igual que me pasó el otro día escribiéndole a tu madre por su cumpleaños, son tantas las formas que se me ocurren de enfocar este escrito de hoy, que al final me he decidido a contarte alguna cosa más de lo que NO SE HABÍA escrito ni contado por aquí hasta ahora… Cosas que te han pasado, o que nos han pasado a tus padres, a lo largo de estos 365 últimos días. Así podrás hacerte una nueva idea, una un pelín más concreta, de cómo viviste el primer año de tu vida. Este es mi regalo (y me mis queridos lectores me perdonen por hoy, este pequeño “ladrillo”):

•¿Sabías que naciste un domingo, a las 11:20 de la noche, mientras tenías a toda la familia y compañeros de papá y mamá, pendientes de los sms que les iba escribiendo mientras podía? (Sí, tu padre ni tenía, ni tiene GUASAP -que para cuando tú seas adolescente y lleve diez años obsoleto, reemplazado y olvidado, y no te suene de nada, es un rollito de mandar mensajes por el teléfono móvil, pero en gratis, tipo conversación, y que sirve para mandar vídeos y memes de gatos-).

•¿Sabías que no quisimos saber si eras niño o niña hasta que nacieras, para llevarnos la sorpresa en ese momento? ¿Y que yo tenía asumido que ibas a ser niño? Cuando naciste, fue uno de los momentos más intensos de mi vida… o el que más. ¡¡ERAS UNA NIÑA!!

•¿Sabías que de llegar a nacer niño, nos hubieras metido en un lío, porque no nos aclarábamos con el nombre? Llegó ese día y todavía no estábamos de acuerdo en cómo llamarte; (pero te diré que Aarón estaba en todas las quinielas).

•¿Sabías que llegué a mirarme en la página web del Instituto Nacional de Estadística, TODOS los nombres de la página del registro del censo nacional, en el caso de los nombres de mujer? Hay cerca de 24.000. Y me hice una primera selección de 150, y así hasta llegar a un top 10. Y todo, para que tu nombre no saliera de ahí. Ya nos gustaba de antes. Y por cierto, para chicos creo que al llegar a 17.000, lo dejé… Que sepas que todavía conservo las listas. Y por supuesto, a tu madre no le gustaban los nombres que elegía.

•¿Sabías que en el trabajo de papá, hicieron una porra entre los compañeros, para ver cuándo nacías, y si serías niño o niña, y casualmente no ganó nadie? ¡Y eso que se hizo una segunda ronda! ¡¡Naciste el único hueco que quedaba libre!! Pero claro, cuando llegas con 12 días de retraso, esas cosas pueden pasar. Por cierto, que sepas que al final, al no haber ganador, lo recaudado fue todo para ti.

•¿Sabías que mediste 53 cms y pesaste 3.716 kg al nacer, y que en un año prácticamente has triplicado tu peso? ¿¿¿Te haces una idea de CÓMO has cambiado en un solo año???

•¿Sabías que el primer paseo de tu vida, lo hicimos tú y yo solos? Fue el camino del hospital a casa, cuando saliste, al tercer día. Fue en ese momento -grabado con mi teléfono viejuno-, cuando ya empecé a describirte cómo era el mundo en el exterior… cómo es este mundo que estabas estrenando y en el que te ha tocado vivir: el cielo, las nubes, los pájaros, los árboles, la gente, las calles, el barrio…

•¿Sabías que al principio, a tu padre se le saltaban las lágrimas simplemente con mirarte? Me emocionabas mucho, cariño. (Y todavía me pasa, un año después, aunque ya me controlo más).

•¿Sabías que durante las primeras semanas de tu vida, no te gustaba NADA que te bañáramos? Bueno… creo que en general, no te gustaba que te meneáramos mucho, simplemente.

•¿Sabías que, en relación con el baño, cuando al terminar te secaba el pelito -o el cuerpo- con el secador, SIEMPRE te hacías pis inmediatamente? Se nota que el chorrillo del aire hacía que se te aflojara el muelle… (¿Nos pasará este invierno de nuevo, cariño…?)

•¿Sabías que el moisés donde dormiste tus primeros meses, era de mimbre, y tiene un porrón de años? Allí también se criaron los primos de mamá, así que es una reliquia familiar, que además nos vino de perlas. Por cierto, que cuando nazca tu prima en un par de meses, será la siguiente en usarlo… Y además. antes de dormir en tu moisés, ya lo estrenó el gato en un descuido nuestro. ¡Cómo no…!

•¿Sabías que en tu primer mes, nos echaste encima una supercaca proyectada a chorro, que salpicó por el armario y las paredes de tu cuarto, que nos dejó impactados a tu madre y a mí? Pues casi un año después, todavía pueden verse aquellas manchas.

•¿Sabías que tus primeras zapatillas eran del nº 17? Y que las guardaré para siempre, porque son como un llaverito; de hecho, siempre he pensado hacerle un llavero con ellas. ¿Y sabes además que has estado poniéndote un montón de ropa, durante todo el año, de tu prima E.? (Y por supuesto, estabas tan guapísima como ella). Es lo que tiene tener una prima un año justo mayor que tú, mi vida. (Me parece a mí que vas a heredar ropaaaa… durante muuuuchos años).

•¿Sabías que mientras fuiste lactante, apenas probaste un biberón? No te gustaba ese formato. Pero sin embargo ahora, en estos últimos meses, parece que te los tomas doblaos, hija mía. ¿Sencillez de manejo… o qué…?

•¿Sabías que tu mamá y yo quisimos estampar las huellitas de tus pies con pintura de dedos, cada cumplemés, durante todo tu primer año? Al final, ni siquiera algo tan sencillo hemos sido capaces de hacerlo bien; apenas lo hemos podido hacer cuatro o cinco meses a lo largo del año. (Los meses impares íbamos bien, la verdad…)

•¿Sabías que durante tu primer invierno, yo soñaba con que llegara la primavera para poder llevarte a los parques y poder tumbarnos al sol y jugar en la hierba? Pues al final, la primavera y el buen tiempo terminaron llegando.

•¿Sabías que tu primer diente te salió con cinco meses y medio? Es bastante pronto, por lo que dicen. Ahora ya tienes el octavo prácticamente asomando.

•¿Sabías que también con cinco meses y medio fue cuando empezaste a ir a la escuela infantil? Era mediados de febrero, y eras la más pequeñita de tu clase. Y sin embargo, te adaptaste tan rápido, que parecía que llevabas allí desde siempre. Y las chicas, encantadas contigo. Además, a las pocas semanas, ya tenías pretendientes, por supuesto. Las mamás se te han rifado todo el año para sus hijos, preciosa.

•¿Sabías que en Carnavales, papá y mamá se disfrazaron de soldados de la Alianza Rebelde (decir Luke y Leia igual ya es mucho…) con ponchos de camuflaje de los del asalto a la luna de Endor, y que tú eras una preciosa ewok de traje peludo, que se curró mamá? Star Wars es muy socorrido.

•¿Sabías que cuando tenías poco más de medio año, te caíste del cambiador cuando tu padre te estaba poniendo un pijama? Estabas pringosa de crema, y te tenía mal cogida, y parecías una anguila impregnada de aceite, y no parabas de moverte, y yo tenía la mano buena ocupada, y… En fin. Te caíste, menos mal que con gracia, como una ninja funambulista, con la fortuna de rebotar sobre la papelera, haciendo un doble mortal y medio invertido carpado, y con la suerte de que no te pasó absolutamente nada. Eso sí… no veas tú mi disgusto, nena.  Por favor, no lo vuelvas a repetir, que con una vez ya aprendí la lección. ¡P’aberte matao, mi niña! Tengo varias canas más en la barba, recuerdo de ese momentazo. (Y si llego yo a saber antes que te ibas a  caer, al menos te habría preparado una marmita de poción mágica para ponértela debajo, como le pasó también de pequeño a cierto galo irreductible bajo de vientre y fan de los menhires, que todo el mundo conocemos…)

•¿Sabías que, hablando de barbas, no te gustaban ni un pelo? Te has tirado tres cuartas partes de tu primer año, poniéndote a llorar nada más ver a tu tío H. Y a mi tío M. también… ahora que lo pienso. Y a más de uno por ahí, que tuviera barba y se te cruzara por delante… ¿Qué tendrán las barbas? Aunque no solamente es cuestión de barbas: también te ponías a llorar con tu tío J, y eso que él no lleva barba. (Que sepas que te lo echarán en cara cuando crezcas, y se lo irán contando a tus futuros novios, y te lo recordarán toda tu vida, fijo…)

•¿Sabías que tu papá quería componerte nanas y tocártelas con la guitarra o el ukelele? ¿Y que se volvió a apuntar a clases de guitarra durante este año, para recordar y practicar? Pues bien… la dura realidad paternal le devolvió a su sitio, y ninguno de estos planes cuajó. Pero no desisto. Algún día lo lograré. Y si no, te escribiré cuentos. O te los dibujaré.

•¿Sabías que dentro de cinco minutos, hará un año que naciste?

•¿Sabías que tuviste que llegar tú para que tu papá se abriera por fin al mundo tecnológico e inaugurara un blog? Es tu blog, en realidad…

•¿Sabías que eres una niña tremendamente fuerte, dura y espabilada? Prácticamente, no lloras nunca. O mejor dicho, no lloras cuando deberías llorar. Parece como si los golpes no te hicieran daño, y jamás has caído de cabeza; siempre te las apañas para poner las manos o caer con el culete. Los pinchazos de las vacunas tampoco parecen apenas ir contigo… A veces, me asustas, hija. Estoy alerta, sí… pero ya me confío demasiado.

•¿Sabías que siempre tendré la espinita clavada secreta de no haber podido pintarte un retrato durante el primer añito de tu vida? O varios. O una serie de apuntes rápidos del natural, o algo…

•¿Sabías que otra espinita que tengo clavada es no haberme currado ni tenido lista la decoración de tu habitación desde el primer día? Y así seguimos, un año después…

•¿Sabías que justo ahora, hace un año que naciste? ¿Que hace un año me ofreciste el mejor momento de mi vida? Y sonará triste, pero es curioso que muchos detalles de nuestra primera noche juntos, se me han ido borrando. ¿El cansancio de aquella jornada? ¿Que en realidad estuvimos intentando dormir, y realmente no pasó gran cosa…? No lo sé. ¿A nadie le ha pasado?

•¿Sabías que tuviste que nacer tú para que mi Atleti volviera a ganar una liga, dieciocho años después del doblete del 96?

•¿Sabías que, cada vez que duermes, lo primero que haces nada más despertarte, es echarnos los bracitos, sonreir, y señalar LO QUE SEA que estés viendo, con el dedito? ¿Y sabes que me parece genial?

•¿Sabías que el primer viaje largo de tu vida ha sido este pasado mes de agosto, a la playa, a Alcocéber, en Castellón? ¿Y que viajar contigo ha sido una bendición?

•¿Sabías que, en cierta forma, estoy deseando que duermas ya en una cama normal, sin barrotes de jaula que nos separen -una de las cosas que envidio a los colechadores– , para poder darte un beso de buenos días en condiciones, cada mañana cuando salgo de casa para irme a trabajar? (Es más… ¿¿¿Sabes lo difícil que es darte un beso, simplemente, a oscuras, cuando estás tumbada dentro de la cuna??? ¡¡Lo flipas, maja!!)

•¿Sabías que tu padre, un año después de haber nacido tú, sigue siendo el blando de la casa y un pardillo sentimental? ¿Que, de hecho, anoche, es decir, la noche antes del día de tu primer cumpleaños, a tu padre, mientras repasaba mentalmente este post tumbado en la cama, pensando en todas estas cosas, le vinieron de nuevo las lagrimillas…, así, al tun tun, y se levantó, y fue a tu habitación para tratar de darte un beso? Pues que sepas que no lo logré; que casi la lío y por poco te despierto. ¡Menos mal que con sueño, caes rápido, mi vida! ¡Y encima voy, y me desvelo! (-Si es que ya me valeeee…-)

•¿Sabías que ha sido un año de lo más intenso, y lleno de emociones? Pues que sepas que, a partir de mañana, te esperan todavía muchas más.

¿SABÍAS QUE, POR ENCIMA DE TODO, TE QUIERO MUCHÍSIMO, Y ME HAS HECHO MUY FELIZ? 

ME ENCANTAS, MI NIÑA. ¿LO SABÍAS? Y TE DESEO LO MEJOR, POR TU PRIMER CUMPLEAÑOS.

QUE LO SEPAS, MI LECHONA. MI BEBÉ.

(Y, de nuevo, prometo dibujines para cuando pueda…)

 

 

 

Anuncios

Autor: ¡Y yo con estas barbas!

Ilustrador, diseñador y orgulloso nuevo papá de una lechona linda como la brisa del mar... Ando en constante diálogo con el día a día, persiguiendo a esa esquiva, la plena felicidad.

27 pensamientos en “…¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, MI PEQUEÑA…!!!

  1. Muchas felicidades a tu lechoncita !! Igualmente a sus papis por este primer añito, eres muy tierno, además de divertido, cuando ella pueda leer y entienda todo lo que dices se partirá de risa además de saber cuanto amor le dan sus padres. Sigue así que lo estás haciendo de perlas, es regalo precioso, faltan los dibujos, y lo prometido es deuda. Un besazo grande para la niña y otro para los papás.

    Me gusta

  2. ¡¡¡Guauuu!! ¡¡Muchísimas gracias por tus palabras, amigo anónimo!! Me imagino que lo que dices es cierto… A medida que crecen, habrás pasado más tiempo y tenido más experiencias con los peques… así que tu conocimiento sobre ellos es mayor… y por tanto, también el amor y el cariño.

    La verdad es que todo esto me parece una auténtica pasada.

    ¡¡Muchas gracias por tu tiempo y por el comentario!! 🙂

    Me gusta

  3. Me ha emocionado enormemente lo que has dicho de tu peque. Yo creía,durante el primer año de mis niños, que no podría sentir más amor y emoción al verles que en esos momentos, y me he dado cuenta que, conforme van creciendo, aún es mejor!! ¡Y acaban de cumplir 2 y 4 años este mes!! Muchas felicidades para las féminas de la casa!… Y para el papi, por supuesto!!

    Me gusta

  4. ¡¡Muchas gracias, hermosa!! 🙂 🙂

    Lo del sexo, pues mira… La verdad es que fue cosa mía, y a Churri le pareció bien. Mis amigos me decían: -“Pero si la sorpresa te la vas a llevar igual, tanto si es en el parto como cuando te hagas la eco de los 3 meses…”- Y yo les decía que sí… pero que puestos a redondear un día como el del nacimiento de tu primer bebé, el saber en ese mismo momento qué es el bebé, si niño o niña, lo culmina realmente del todo. ¿Cuántas oportunidades te da la vida para llevarte una buena sorpresa… de las buenas, de las agradables de verdad? (Que las malas llegan solas, sin que nadie las llame, en el momento más inoportuno…)

    Pues eso. Y la verdad, fue un puntazo. No me arrepiento para nada. Además… aumentaba la “cosilla”, durante el embarazo; la incógnita le añadía su parte extra de gracia. Y como somos anti rosa/azul… pues tampoco hubo problemas con ropa, decoración, etc.

    Si alguna vez vamos a por el segundo, no sé si repetiremos la coña, pero igual lo hacemos otra vez. ¡¡A mí realmente lo que me preocupaba de esa primera eco, era saber si venía uno… o vendrían más!! Jajajaja…

    ¡Gracias por pasarte, como siempre…! 😀

    Me gusta

  5. ohhhh felicidades!!!!
    Oye que paciencia para aguantar sin saber el sexo..yo no podria jaja. Me he planteado no saberlo con el siguiente pero soy consciente de que no lo voy a cumplir 😉

    Me gusta

  6. Aisssss… ¡Cuántas cosas vividas en un año! ¡Cuántos recuerdos! ¡Felicidades a la pequeña y, por supuesto, a vosotros! ¡Un abrazo, familia!

    Me gusta

    • ¡¡¡Un añazo ya… estoy que no me lo creo, en serio…!!! Si te pones a pensar en cómo y cuánto ha dado de sí estos últimos 12 meses… ¡¡Y todo lo que me he dejado en el tintero, por no aburrir al personal!!

      Pues yo no quiero decir nada… ¡¡¡Pero sé de una pequeña centella incombustible y vivaracha, hija de cierto papá en prácticas bloguero, a la que le queda ná y menos, tambiéééééénnn…!!! Jajajajajaja… ¡¡¡Que ya nos contará cómo lo viven en casa, el momentazo…!!!

      😉 😉 😉

      Me gusta

  7. ¡Pero qué cantidad de recuerdo en sólo un año! Lo de hacerse pipí después del baño ¡a mi bichilla le pasa pero sólo cuando la está vistiendo su papá! ¡Jajaja! Y a él le da un ataque de nervios, y grita y se le descontrola la situación. Y yo me parto de risa porque parece que la niña lo hiciese para fastidiarle ¡y encima se ríe cuando lo ve así de alterado! ¡Felicidades atrasadas para todos!

    Me gusta

    • ¡¡Ya ves, maja…!! ¡¡Y eso lo que se me venía rápidamente a la cabeza!! Que si me pongo a rascar en el subconsciente, seguro que arañaba muchos más “sabías que…”. Me he cortado un poco, ¡porque me veía que más que un post iba camino de ser un rollo de papiro egipcio!

      Veo que lo del pis es un clásico… como tantos otros. Mi cuñada está de 33 semanas, y ya la voy aleccionando sobre que al principio, lo de los pañales va de dos en dos, muchísimas veces: es cambiarles, y al momento, se lo vuelven a hacer… Pero al momento, momento. ¡¡Cómo les gusta jorobarnos un poco la vida, a estas criaturillas!!

      ¡¡Muchísimas gracias por las felicitaciones, de verdad!! Eres un encanto… 🙂

      Me gusta

  8. Ya basta! Tengo un límite de lágrimas por blog que puedo echar, y éste está ya rozándolo, así que basta! Ay, hijo, tú y yo segregamos las mismas hormonas el primer mes de vida de los retoños porque yo estaba igual (y aún hoy, de vez en cuando…). A Mopito el baño al principio tampoco le gustaba nada y yo también me miré los nombres del Instituo Nacional de Estadística (aunque no tan exhaustivamente como tú, he de decir!). Igual que vosotros, estábamos muy de acuerdo con el nombre de niña y con el de niño ni para atrás: pero al final no nos quedó más remedio que llegar a un entendimiento. ¿Qué más, qué más? Lo de las cacas explosivas es algo que contáis muchos, pero que yo personalmente no he vivido así que lo veo como una quimera. Y por supuesto, ¡el Atleti! Ya me has terminado de ganar con eso… Besotes!

    Me gusta

    • ¡¡¡Paula, preciosa….!!! ¡¡Lo siento por tu “cupo lacrimógeno”!! Jajaja… Supongo que habrá semanas en que nos juntemos un buen puñado de post en plan “Vamos al súper a hacer acopio de Kleenex para la llorera general”, pero no lo pretendía… Jeje.

      Simplemente, que se me han juntado dos cumpleaños muy seguidos, chica… en apenas cuatro días. Los de mis dos grandes amores: la mamá y la niña. ¡¡Solamente me hubiera faltado el de mi madre, en esta misma semana, para el remate!!

      Y con tiempo de por medio, hubiera hecho otro post… aunque al final, tuve que medio improvisar. Pero bueno… me gusta el resultado, porque viene muy a cuento del verdadero propósito del blog.

      Y… ¡¡pues sí que tenemos cosas en común, chica…!! Jajaja… ¡¡¡Este año, aunque acabamos de tropezar en Grecia, vamos a cuchillo a por la “Champiñons Lig”!!! Jajaja… ¡¡Este año hay equipo!!

      ¡¡Besazo enorme!!

      Me gusta

  9. Ooooh!!! muchísimas felicidades a los 3, familia!!! 🙂

    Me gusta

    • ¡¡¡Hola hermosa… muchísimas gracias!!! Ya ves… un añito ya… Un añito de eso de…: -“¡¡¡Empuja, cariño… empuja… Que ya está casi, mi amorrrrrr…!!!”-, que te sonará del pan tuyo de cada día.

      La verdad es que ni me lo creo… Cómo ha pasado todo tan rápido. De una bolita rosada con ojos cerrados e hinchados como una boxeadora, a esta minipersonita… este minipersonaje en que se nos ha convertido ya. ¡¡Muy fuerte…!!

      -“¡¡¡Camarerooooo… sírvame otro copazo doble!!”- Jajajaja.

      ¡¡Un besazo!! 🙂

      Me gusta

  10. aix…pero es que tienes arte chiquillo!!! Vaya post (no lo comento al detalle porque el comentario será más largo que el post) Me ha encantado! Muy feliz cumpleaños a la pequeña (y a los papas)…y ya sabes, puedes ponerte a hacerle un retrato de su primera celebración cumpleañera…a lo mejor hasta te sirve para empezar a decorar su habitación 😉

    Me gusta

    • Jajajajajajaja… ¡¡¡No me importa que comentes en detalle, mujer!!! La verdad, son tantas cosas, que todavía me da la sensación de que podría haberme tirado toda la noche poniendo -“¿Sabías…?”-

      Me alegro mucho que te haya gustado, de verdad. Está claro que cada vez tengo más presente que este blog tiene un 100% de diario personal… Pero sí que es cierto que, al ser público, en el fondo también hay que intentar escribir un poco -o al menos es la idea-, de cara a la galería… y esperando que la gente no te tire el ladrillaco a la cabeza, de puro tostón… Que bastante esfuerzo hace la gente ya entrando en las páginas de los demás, como para que encima le planten delante un truñazo de texto infumable, impersonal y aburrido.

      Para las próximas, recuperaré los monigotes… que estos dos últimos post, se me han juntado demasiado, y al querer tenerlos listos cada uno en su día preciso, no he tenido tiempo ni de rascarme el trasero.

      Ayyyyyssss… Y lo de los retratos… pues eso. Pendiente está… (Si todo eso ya lo he pensado yo, chica… pero es que hay que ponerse… ¡Sacar tiempo de debajo de las piedras! ¡¡¡Y lo peor es que hay taaaaaaantas otras cosas además en la lista de espera, también… que no veo el momento!!!)

      Pero como digo… ¡¡no desfallezco!!

      ¡¡Besazos, guapísima!!

      Me gusta

  11. Pues felicidades!!! De parte mía, y de Luke y Leia, por supuesto! ^_^
    El primer año es muy especial. Agotador, pero muy intenso, todo pasa siempre por primera vez, y los que tenemos la lágrima fácil y somos unos blandos, pues ya sabes 😉
    En fin, que le des muchos besos a tu lechona! 😉

    Me gusta

    • ¡¡Muchas gracias, hermoso!! ¡¡Un honor!! (Fíjate que hasta hoy no había leído tu post sobre el premio al Mejor Blog de Sevilla, man…) Y de tus peques, es otro honor recibirlas. 🙂
      ¡¡Ya veo que el discurso de padre blandengue y emocionado te lo sabes requetebién!! Jajajaja… Así queeeee… ¡¡Qué voy yo a contarte que no sepas más!! ¡¡Y encima tú, por partida doble!!

      Un año para recordar toooooooda la vida, desde luego. ¡¡¡Y lo que nos queda por delante, que este tren-bala no ha hecho sino empezar a andar…!!!

      ¡Un abrazo, compañero… y muchas gracias de nuevo por pasarte por aquí!

      Y por besos a la niña… no te preocupes, ¡que tengo una “jartá” para darle…!

      Me gusta

  12. Muchísimas felicidades a la lechoncita!! Me ha encantado el post y estoy segura que en cuanto ella pueda leer lo flipará con la dedicación de su padre que le ha hecho nada más y nada menos que un blog!!

    Me gusta

    • ¿¿Te ha gustado…?? ¡¡Qué guay!! Pues me alegro muchísimo, oye… La verdad es que uno se pone a escribir a lo largo de las semanas, y comentas muchas cosas… ocas muchos palos. Pero luego hay muuuuuuchas otras cositas, pequeños o grandes detalles, que se van quedando por el tintero, que piensas en ellos y dices… -“Oye… espero que esto no se me olvide…”-

      Y eso he querido hacer: evitar que mi mente pre-senil haga estragos con todas estas cositas y recuerdos (¡¡Dioooossss…!! Acaba de cumplir un año, y ya tengo RECUERDOS de mi niña… ¡¡QUÉ FUERTE!!), que por una causa u otra, no habían tenido cabida por aquí hasta ahora, y que creo que le gustará conocer cuando sea mayor.

      Al menos, a mí me encantaría saber cosas de ese tipo, de mi primer añito de vida. Además… como dije en mi post de presentación… ¡también lo hago para facilitarle la labor a sus futuros biógrafos, para cuando se convierta en Emperatriz del Universo y escriban sobre su vida y sus grandes hazañas! Por supuesto.
      😉

      ¡¡Gracias por el comentario!!

      Me gusta

  13. Ohhhh muchisimas felicidadeeees!! El primer año es taaan sentimental, bueno y el segundo, creo q somos unos abuelos cebolletas ya. Aqui coincidimos con muchos momentos con la padawan por lo que veo, incluida mierda explosiva.
    Pues nada familia por muchisimos mas y a seguir fomentando tb la natalidad con estos post de felicidad XD
    Besos a la lechona

    Me gusta

    • Jeje… ¡¡Pues un poco abuelo batallitas sí que me veo de aquí a nada, sí…!! Y es que, chica… yo creo que nuestras lechoncillas, son, y serán, mujeres de armas tomar… peculiares y magníficas donde las haya.
      Así queeee… entonces… somos como unas especie deeee… “hermanos de cacas”, o algo así, ¿no? (-“¡Chócala!”-) ¡¡Que estas anécdotas deben unir, y seguro que crean vínculos…!! O algo…

      Y lo de los post estos ñoños y buenrrollistas… pues es lo que tiene volver de las vacaciones, con todo el taco acumulado… Y todo, que se “arrejunta” cosa mala, oye. ¡¡Que ni tiempo para hacer un monigote me han dejado, ya ves!! Chica… es lo que hay. Hay que quererlas… qué le vamos a hacer, si son así de majas, ambas dos.

      Besitos a Píxel, también… que se me vaya criando bien, el mochuelo. ¡¡Y muchísimas gracias por pasarte por aquí de nuevo!! Que me flipas un poco, encanto, la verdad… Con el peque tan… peque… Con Chewy reclamando su porción de atenciones y necesidades, supongo… Con Mr. P, que estará el hombre a mil cosas… ¡¡No sé cómo sacas tiempo para seguir blogueando… y además, comentando!! ¡La caña!

      😉

      Me gusta

  14. Felicidades…¡ a los tres! pardillo sentimental, ¡cómo me gusta tu blog! ^_^’

    Me gusta

    • Jejeje… Creo que es un adjetivo que nos define bastante bien, a ciertos hombres blandengues y sensibleros. Solamente espero que ese rasgo se evapore antes de que, efectivamente, la niña crezca un poco, y se aprenda que papá es un flojeras, y me toree con sus pucheritos y su candor femenino de niña buena, para que acceda a todos sus futuros caprichitos…. ¡¡¡¡ARRRGGHHHH!!! ¿¿¿QUÉ VA A SER DE MÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍ…???

      ¡¡Gracias, reina!! 😉

      Me gusta

  15. Que bonito!!!!

    Por cierto mi peque ya se cago el otro día en su madre, del mismo modo que lo hizo tu pequeña, así, en modo aspersor….
    Y tu peque se hace pis cdo le das calorcito…. Garbancito más o menos doS veces al día cdo se le quita el pañal !!

    Zorionak a lechoncita y a ti por saber disfrutar de ella

    Me gusta

    • ¡¡¡Jajaja!!! Ya veo que lo de las cacas superlativamente bizarras es bastante frecuente… Jajajajaja. Pero aquello no fue en plan “aspersor”; más bien fue… ¿cómo lo diríaaaa…? Supongo que “manguera antidisturbios” se acerca un poco más. Sí, eso es…

      ¡¡Muchas gracias por la felicitación, hermosa!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s