¡¡¡…Y yo con estas barbas!!!

Relatos sobre mis experiencias y expectativas como padre novato

Se acabó lo que se daba… (o: “fin de la lactancia materna”)

15 comentarios

No tenía yo previsto ponerme a reflexionar hoy sobre esto…

Hay una cosa de la que siempre he sido consciente desde que tengo memoria: la certeza del paso del tiempo. Ya desde que era bien pequeño… desde niño, siempre vengo pensando que esto de la vida… pasa demasiado rápido. Esto es así… y punto.

Ignoro si está tipificado como tal, como patología, o síndrome o como sea, dentro del mundillo de la psicología… pero creo que lo llaman síndrome de Peter Pan. Pues eso me ha pasado a mi desde siempre. Yo, desde que era muy pequeño… NO QUERÍA CRECER. ¡Que no y que no, carajo!

Salvo momentos o épocas muy concretas (que también recuerdo…), siempre he tenido el pensamiento de que crecer, hacerme adulto, hacerme mayor… no era lo mío. Y de hecho, frente una de estas preguntas tan recurrentes en conversaciones de bar en plan petí comité, que es la de: -“¿Y para ti, cuál ha sido la etapa de tu vida que más te ha marcado o que recuerdas con más cariño, hasta el momento…?”-, mi respuesta siempre ha sido la misma: ni universidad, ni instituto, ni gaitas desafinadas… el COLEGIO. Que se vivía de puta madre.

Os diré más… Ya en el instituto, los sonetos de Quevedo relativos a la frustración sobre el inexorable paso del tiempo y la noción de la brevedad de la vida humana, me dejaron ojiplático perdío; totalmente identificado yo con aquello, oiga… Y se me quedaron particularmente grabados:

 

    Miré los muros de la patria mía,

si un tiempo fuertes, ya desmoronados,

de la carrera de la edad cansados,

por quien caduca ya su valentía.

    Salíme al campo: vi que el sol bebía

los arroyos del yelo desatados,

y del monte quejosos los ganados,

que con sombras hurtó su luz al día.

    Entré en mi casa; vi que, amancillada,

de mi anciana habitación era despojos;

mi báculo, más corvo y menos fuerte;

    vencida de la edad sentí mi espada.

Y no hallé cosa en qué poner los ojos

que no fuese recuerdo de la muerte.

 

Pues si toda la vida me ha traído un poco de cabeza este tema… ya ni os cuento desde que soy padre. Dicen que no es uno el que envejece como tal… sino que son los hijos los que le van haciendo viejo a uno. Pues eso… Y con mi Lechoncilla, es que lo voy viviendo cada día en mis carnacas.

Realmente luego no es tan radical, vale… Pero claro… los cambios que va sufriendo un bebé durante el primer año, son tantos y tan grandes… que a veces es que te quedas directamente patidifuso.

 

Yo, con pinta de Quevedo.

Churri hace ya cinco noches que no le da el pecho a la niña. Y esto tiene dos lecturas…

La buena. 

La transición ha sido todo lo buena y natural que uno pudiera desear, llegados a este momento… desde mi punto de vista. En estos últimos meses, desde los cinco hasta los nueve cumplidos ayer, la introducción de la alimentación complementaria unida al ir a la escuela infantil, han dictado sentencia. A medida que ha empezado a comer otra serie de cosas, ha ido demandando cada vez menos el pecho. Primero quitas una toma, luego otra, luego otra… que si vaaaa… me aburro y lloro por no sé qué… Pues bueno, pues venga un chupito de teta, por si acaso… Pues venga, me viene bien, ahora que acabo de soltar el sonajero… Total, cuando quieres darte cuenta, hace ya muchas semanas que únicamente tomaba el pecho de madrugada…

Pero ya ni siquiera. Ya no lo pide. Ya no se despierta. Tetica rica de mamá… me temo que ya no haces falta. Adiós. Gud bai. Aufidersen. Ha sido muy bonito mientras duró. Solamente falta que Churri no sufra de mastitis ni coñas de estas -que no parece…- y ya está. S’acabó.

Hay niños que se tiran años lactando de sus madres… y me parece genial. Y también los hay que apenas duraron unas pocas semanas… o incluso que jamás probaron la leche de mami. Creo que mi niña ha tenido su ciclo… un buen ciclo. Pues bien, y fin del episodio.

Y luego está Churri… que recupera en parte algo de su propio cuerpo… y ya de paso, horas de sueño nocturno.

La mala.

Esta niña va creciendo tan rápido, que a veces me da un poco de vértigo. Es algo positivo, objetivamente hablando, claro… pero es otro pequeño vínculo con su “yo” bebé, que desaparece. La sensación es de que todo va demasiado deprisa… No me asustan los cambios en absoluto (incluso a veces desearía que ya fuera más mayor), pero para un tío paciente, tranquilo, pachorrón y piterpanesco como yo… este estado de permanente estirón a veces es algo pelín perturbador.

Además… soy un ferviente creyente de las ventajas de la lactancia materna… y me da mucha pena que se vea privada de algunos de sus beneficios. Pero no soy yo quién ofrece su pecho, sino su madre, claro. Es un vínculo único y especial que pierde… Para mi es fácil a veces pensar: -“Si fuera yo quién diera el pecho… aguantaría mucho más…”-, pero luego lo pienso mejor… Veo tantos casos de chicas, de mujeres que lo dejan tan pronto, que creo que haber llegado hasta los nueve meses es un enooooooorme triunfo para nosotros en general, y para Churri en especial.

En cualquier caso, es algo que me ha venido a la mente este fin de semana. Otro pasito más, hija mía… Te me vas haciendo mayor a pasos agigantados y esto no hay quién lo pare… El acojonao de tu padre tendrá que aguantarse con su vértigo vital, porque no hay más remedio.

Aunque a veces parezca que se asuste, lechona mía, tu padre en realidad es un menda que tiene los pies en el suelo, y por dentro realmente se alegra de verte tan sana, tan grande, tan feliz, y de que todo te vaya tan bien hasta ahora.

Que eso es lo que verdaderamente importa.

¿Cómo fue el “destete” en vuestro caso…?

(PD: he revisado en Interntet… -¡Cómo no!- y lo del síndrome de Peter Pan existe, más o menos, pero es mucho más jevi que lo mío. Nivel Michael Jackson, como poco…)

Anuncios

Autor: ¡Y yo con estas barbas!

Ilustrador, diseñador y orgulloso nuevo papá de una lechona linda como la brisa del mar... Ando en constante diálogo con el día a día, persiguiendo a esa esquiva, la plena felicidad.

15 pensamientos en “Se acabó lo que se daba… (o: “fin de la lactancia materna”)

  1. Esto es como todo, un niño, un mundo, una lactancia. Por aqui conseguimos que durase hasta los 20 meses aprox y fue ella quien decidio que no queria mas, lo cual me vino bien porque con el embarazo de Pixel ya no era lo que deberia ser pero bueno aun asi es momento de reflexion y penilla, sobre todo para los que no queremos crecer. Seguiremos disfrutando de otros momentos de niña mayor que molan mil 🙂
    Animo y un abracico!

    Me gusta

    • ¡¡Hola guapísima!!

      ¡20 meses de lactancia con Chewie! ¡Qué campeonas! Pues si al final ha sido ella la que ha dicho “hasta aquí”, pues nada… es lo que debe ser, efectivamente.

      Habrá que “pasar de nivel”, como en un buen “plataformas”, y seguir “pasando pantallas”, que es lo que toca, ¿verdad? Y como dices, lo bueno es que ahora, la “jugadora Chewie”, va subiendo de nivel y adquiriendo nuevas y divertidas habilidades… ¡Nuevas retos! ¡Mayor jugabilidad! ¡Y encima se os viene Píxel, para activar la función “multijugador”…! Jejeje

      ¡Es inevitable no pensar en los vínculos y momentos que se van quedando atrás, pero es innegable también que el futuro, a poco que pensemos en ello, la verdad es que se presenta apasionante!

      ¡¡Besacos a cascoporro, maja!!

      Me gusta

  2. Nosotros acabamos de empezar en esto de la lactancia, así que el teme destete aun es un palabro que nos queda muy lejos o eso espero.
    Por lo del paso del tiempo tienes toda la razón que con un peque en casa se nota mucho más. Hace cuatro dias que salí de la clínica y el enano ya va a hacer su primer mes!!! Se me ha pasado volado!!! Por lo de Peter Pan…todos llevamos ese niño dentro que no quiere crecer. Yo me quedo con lo que te dicen padres frikerizos, mientras siga con mis comics cap problema!!!
    Un abrazacooooo

    Me gusta

    • ¡¡Hola guapos!!

      ¡¡¡Pues la verdad es que sí, jajaja!!! Que todavía os queda muuuuuucho para el destetazo… sobretodo si de momento os va bien, claro. Os diré, por ejemplo, que no a todas las madres les funciona. Mis dos sobrinos, por ejemplo, duraron muy poquito… no llegarían a dos o tres meses, creo recordar, porque por lo visto no se alimentaban bien… no había suficiente o no les cundía, y pasaron muy pronto a la leche de fórmula. Luego hay mujeres también que más bien es al revés: producen por ellas y por la vecina… Así que es un mundillo esteeee… interesante interesante.

      ¿¿¿¿Y qué tal vais, en este primer mes…??? ¿¿Cómo os va la cosa…?? Si el peque es tranquilo y no hay cosas chungas por medio, la verdad es que mola bastante… ¡Es como tener una tele nueva!

      Y lo del tiempo… ¡¡¡ayssss…!!! El tema es pasarlo en condiciones. Disfrutarlo… como sea. Si lo disfrutas, aunque pase volando, habrá merecido la pena y habrá sido un tiempo bien empleado.

      Pues ya os voy leyendo… ¡¡¡Abrazacos para los cuatro, igualmenteeeee…!!!

      Me gusta

  3. ¡Muy bonito el post! Nosotros estamos ahí, ahí, cada vez la cosa va a menos. Para mi un punto de inflexión fundamental fue cuando empecé a separarme más tiempo de él para poder currar en la biblio. El trabajo es una sentencia de muerte para la lactancia. Y me da una pena mortal, y eso a pesar de que desde que han aparecido los dientes la lactancia ha adquirido un tono un poco sanguinario. Pero bueno, aunque quisiera evitarme los pearcings naturales en los pezones, de momento no puedo plantearme el destete porque la teta es el principal medio que tengo para dormirlo.
    Besotes!

    Me gusta

    • ¡No te creas! Mi mujer sigue dando lactancia, cada día, a pesar de llevar 7 meses reincorporada al trabajo! Por la noche, cuando llega a casa… cuando puede 🙂

      Me gusta

      • ¡¡Hola de nuevo, Paula, hermosa!!

        Bueno… tú misma ya vas viendo cómo vais evolucionando, por lo que leo… Por un lado, parece que la cosa va a menos, pero por otro, parece que todavía os queda cuerda…

        Al final, será lo que tenga que ser, está claro… El curro dificulta, es obvio, pero no tiene que ser algo definitivo (depende del tipo de curro, también oye…), pero la mayoría de las veces, si se quiere, se puede. Aunque sea un coñazo… A veces depende del “sacrificio” que uno quiera hacer…

        En eso, estoy con los Frikis: recuerdo por ejemplo una compi del curro, hace dos os tres años, que la chica venía cargada con su sacaleches, y su neverita… A media mañana se iba al baño (vestuario), y se ponía ahí, pim pam, con el manubrio, media hora o tres cuartos, lo que fuera. Un coñazo, vamos… pero lo hacía. Así que si el tipo de curro y el tipo de jefe lo permite, se puede hacer. Y si no llegas a ese punto, está lo que decimos… por la noche, todavía se puede aguantar… mientras el bebé/niño lo demande.

        Y lo de los mordiscazos pezoniles… ¡¡ufff… vaya tema!! Tampoco os envidio eso, chica… pero la verdad es que poca solución hay ahí.

        ¡¡Abrazos a todos, chicos!!

        Me gusta

  4. ¡Yo comparto lo de la eterna juventud! Sólo sé que aunque llegue a 40, 50, 60 años… quiero seguir leyendo cómics, jugando a videojuegos, y viendo películas de superhéroes. Ea.

    Del destete no puedo decir nada, porque Súper Mario sigue tetando, con 1 año de edad… y no sé cuándo lo dejará. De momento va para rato, parece.

    ¡Saludos!

    Me gusta

    • ¡¡Qué bueno leeros de nuevo…!!

      Pues totalmente de acuerdo, desde luego… No sé si ya lo he comentado por aquí… pero a mis treintayalgunos más, hace apenas un par de meses que he podido ver cumplido y realizado uno de mis más soñados y húmedos sueños desde que era un mico: ¡¡tener toooooda mi colección de comics ordenada y junta, en una única súper librería ikeosa!! Jajajajaja… Así que para cuando cumpla sesentayalguno más, creo que querré… ¡¡¡tener dos súper estanterías ikeosas llenas de más comics todavía!!! ¡¡¡Míos y de mi lechoncita, “of cours”!! Será parte de mi legado… jajaja.
      Se puede madurar de muchas formas… no creo que haya que convertirse en un viejo carcamal, por el mero hecho de acumular años cumplidos. Hay que seguir teniendo ilusión y pasión por las cosas que uno ama… y querer seguir evolucionando y aprendiendo; es lo fundamental.

      Pues nada… Si a Súper Mario le sigue yendo bien dándole al tetamen, y a vosotros también… ¡que siga la fiesta! ¡Estupendo, entonces!

      ¡Un abrazo!

      Me gusta

  5. Genial leerte as always!! Puffff post reflexivo total y ademas me siento tremendamente identificada contigo y con tu churri. Primero he de confesar que comparto mi mejor etapa contigo, el colegio. Pero antes de la adolescencia…cuando tus preocupaciones se limitaban a.. ‘mi mas mejor amiga ya no me junta’.
    Por otro lado…el destete. Mare de deu!!Mi principe está como tu lechoncita, tiene 7 meses y sobre todo mama por las noches. Yo tengo artritis y deberia empezar mi tratamiento (incompatiblr con la.lactancia) y no se cuándo dejar el pecho…supongo que antes de septiembre que empieza la guarde.
    Y último dilema…el paso del tiempo. A mi me pasa un montón, siempre pienso que desde que llegó a nuestra vida el reloj ha cogido carrerilla y se me está pasando volando todo. Me da una penica…pero supongo que es lo que tiene ser padre y pasar a la siguiente etapa.

    Gracias por este post que nos hace reflexionar sin duda. Tambien te digo que tener el sindrome de Peter Pan, mola, de algún modo no dejas de vivir intensamente todo

    BESOS!!

    http://www.llamamemama.com

    Me gusta

    • ¡¡Hola guapísima!! La verdad es que supongo que seremos unos cuantos por ahí los que nos sintamos más o menos igual con este tema… -me imagiiiiiiiiiino…- Yo recuerdo el cole como “livin’ la vida padre”; es decir… a poco que hiciera en clase, ya me daba para sacar buena nota, y luego todas las tardes entre zascandilear en la calle y viendo dibujos animados. Y a esa edad todavía todo te parecía genial. Y de repente, te plantas con 20 en la universidad… y vuelves a parpadear, y ya tienes 30, y expresiones como “euribor”, “IRPF”, “plan de pensiones”, “prestación por desempleo”, “comisión”, “ITV”, “urólogo”, “migraña” o “amniocentesis”, ya están incorporadas en tu vocabulario cotidiano. ¡¡¡Brrrrrrr…!!!

      Supongo que eso es lo que los adultos nos empeñamos en denominar “madurar”… Pues vale.

      ¡Oye, lamento leer lo de tu artritis, mujer…! (Otra palabra que desconocía estando en el colegio… ¿ves?) Espero que tenga solución… Y que el destete vaya bien, “of cours”.

      Realmente no sé si pretendía llamar a la reflexión… Más bien es simplemente lo que me pasaba por la cabeza, por el hecho de enfrentarme (de nuevo), a otro episodio más de: -“¡Ehhhh… que la cosa va rápido, neneeeee…! ¡Pim Pam, Pim Pam…!”-

      ¡¡Muchos besos!! ¡¡Y cuídate…!! Espero que me sigas contando cómo vas… 🙂

      Me gusta

  6. que buen post…por un lado, aquí el destete: brusco y muy bruto el primero (y me lo sufrí yoooooo) a los 12 meses y un día (feliz cumple?) y el segundo, plácido y como tu lo explicas…a los 18 meses. si ellos quieren dejarlo, se ve y se nota, y ese es el momento…digo yo.
    y por el otro lado…crecer, envejecer…calla calla…que cuando la oigas hablar, o la veas caminar…ufff…yo que veo a una ya escribir y la otra aprendiendo a decir frases largas (de “corrido” y sin respirar)…uf que se pasa el tiempo…volando y con ventolera!

    Me gusta

    • ¡¡Gracias por el “piropo” al post, guapa!! Sé que me ando mucho por las ramas cuando me pongo a escribir por aquí, y que como en este caso, a veces la propia introducción es más larga y chorra que el propio tema a tratar, pero bueno… ¡Las cosas salen así! Realmente no tenía en mente escribir sobre esto, pero venía por el camino al curro, y si me permites la expresión, me vino a la cabeza como un orgasmo, vamos… ¡Que me viene… que me viene! Y aquí me puse a charlotear conmigo mismo… No está muy pensado, y salió así.

      Respecto al destete… ¿ves? Te leo, y pienso… ¡qué guapo! ¡18 meses! Y yo hubiera querido algo así para mi niña… pero luego, lo que decía: no soy yo el que está con la teta fuera todo el día… así que… me parece bien así. Y principalmente, por lo que hablamos: si ellos deciden que hasta aquí… pues hasta aquí. Realmente creo que las mamás que dais el pecho hoy día en plan larga duración sois algo digno de admirar. (Vaaaaaale… las que no, tambiééééééééééénnn…) 😉

      Y lo del paso del tiempo… ¡¡ufff!! Realmente prefiero no pararme a pensar mucho sobre eso, porque me veo capaz de deprimirme, llegado el caso. Ahora estoy en el rollo “disfruta del presente”… que es mentalmente más sano.

      ¡¡Un besazo, cielo!!

      Me gusta

  7. ¡Qué bonito lo has contado! Me alegro de que haya ido tan bien. Cada uno es como es y si ha salido así, ni es pronto ni tarde, es su momento.
    Y por cierto, soy de los tuyos… yo nunca quise crecer! Hasta tuve mi crisis (a ver, crisis…ejem, me duró un ratito), cuando cumplí 9 años, me dio una pena tremenda porque los 8 habían sido taaaan guaaaays… y los mayores no jugaban y me parecían aburridos!!
    Seguro que está preciosa tu lechona 😉

    Besos desde China

    Me gusta

    • ¡¡Muy buenas!!

      Pues sí… Creo que en resumen, la lactancia ha ido muy bien. Se ha acabado cuando ha tocado, y ya está. Cada familia y cada bebé tiene su ritmo y su momento.

      Y lo de crecer… ¡es que es verdad! Otro de los rasgos que refuerzan esa teoría, en mi caso, es que nunca llevo bien las fechas “señaladas” del calendario: Nochevieja, el cumpleaños… ¡¡Nunca suelo celebrar especialmente mi cumpleaños!! ¡No me mola cumplir años! Es algo que todavía no he superado del todo… Llámame inmaduro, o lo que sea… me da igual. No sé qué será, pero es así… no le veo la gracia. (Eso no quita para que mire al futuro con alegría y optimismo, claro…)
      Simplemente creo que a veces estoy demasiado pendiente del tiempo que se me escurre entre los dedos…

      ¡Encantado de leerte de nuevo por aquí, amiga…! ¡¡Besazos!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s